La Copa del Mundo en Brasil está a la vuelta de la esquina, sólo que llegar a esa esquina en ciudades saturadas por el tráfico puede ser aún más difícil que marcarle un gol a una selección con 11 defensores. En los negocios, no hay tiempo de descuento por los minutos perdidos en el tráfico ni excusas que justifiquen la falta. Es tiempo de hacer un cambio. Es tiempo de trabajar en la nube.

Publicación
junio 2014
Temas

El puntapié inicial

[[inline-image-1]]

Brasil vs. Croacia será el partido inaugural de la Copa del Mundo 2014. La sede: São Paulo, una ciudad habituada al caos de tránsito, donde se movilizan a diario 7,5 millones de vehículos. Si sumamos los miles de turistas extranjeros y locales que llegarán a la ciudad para presenciar los partidos, ya podemos imaginarnos el resultado: miles y miles de personas atascadas en el tráfico, intentando llegar a destino. ¡Y eso sólo en São Paulo! Imágenes similares veremos en la mayoría de las sedes del Mundial, con miles y miles de personas trasladándose de un lado a otro del país.

[[inline-image-2]]

¿Cuántas personas tienen la paciencia suficiente para perder horas en el tráfico inmóvil, todos los días, durante un mes? Ningún negocio puede soportar semejante pérdida de tiempo sin ver resentida su productividad y la de sus empleados.

Los acontecimientos de este tamaño, como la Copa del Mundo, generan más problemas que beneficios para la compañía. Si no fuera por Google Apps, estaríamos perdidos

Superando primera fase

¿La tecnología móvil puede ayudar a reducir el impacto en cuestiones de movilidad? Claro que puede. Herramientas como Google Apps for Business, el paquete de apps de productividad de Google en la nube, ayuda día a día a los empleados a estar conectados, trabajar y colaborar desde distintos lugares, en cualquier momento y con cualquier dispositivo. No estamos hablando sólo de la posibilidad de trabajar desde el hogar y evitar el estrés de los embotellamientos, las demoras y las llamadas que no paran de llegar desde la oficina preguntándonos dónde estamos. Google Apps permite la posibilidad de colaborar y trabajar con otras personas incluso ahí mismo, en medio del caos vehicular, en tiempo real.

[[inline-video-1]]

“Los acontecimientos de este tamaño, como la Copa del Mundo, generan más problemas que beneficios para la compañía. Si no fuera por Google Apps for Business, estaríamos perdidos”, dice Isaac Pessoa de Freitas, gerente de TI de Netuno, una empresa exportadora de pescado y frutos de mar ubicada en Recife, a sólo 2 km de Arena Pernambuco, uno de los estadios de la Copa del Mundo.

Esto no sólo pasa en Recife, sino en ciudades más grandes, como Río de Janeiro, donde Google Apps también ha sido fundamental ante los problemas de tránsito y falta de movilidad causados por este tipo de evento. Como lo señala Anderson Rocha, socio de Alcateia, una empresa de doblaje y voz en off situada en la cidade maravilhosa: “Tenemos una dependencia casi química con Google Apps; sin ellas, las personas dejarían de trabajar, en cualquier situación, con o sin Mundial”.

Llegando a la final

Ya pasaron los años en que la única forma de trabajar, interactuar y colaborar con otra persona era estando cara a cara. Hoy, con Google Apps y la nube, trabajar y colaborar es mucho más fácil. El correo electrónico, el calendario, el almacenamiento, los documentos, las presentaciones y muchas otras aplicaciones en la nube han ayudado a miles de empresas a olvidarse de los problemas de tráfico y movilidad vehicular, y concentrarse en lo que más importa: el Mundial… perdón, ¡los negocios!

[[inline-image-3]]

¿Quieres saber más sobre las herramientas de productividad y colaboración de Google en la nube? Podrás encontrar todo lo que necesitas en el sitio web de Google Apps for Business.