La conexión de alta velocidad móvil llega con fuerza a la región y presenta numerosas oportunidades para que las marcas conecten mejor con sus consumidores. La revolución promete mejorar el consumo desde los smartphones. Por ello, es indispensable que las marcas piensen en una estrategia que contemple los nuevos hábitos gracias a una mejor infraestructura.

Publicación
abril 2015
Temas

Una conexión que tenga mayor velocidad y esté disponible desde cualquier lugar está generando una revolución en la forma en que los usuarios se relacionan con digital. El 4G empieza a pisar fuerte en Latinoamérica y las marcas buscan aprovechar al máximo la oportunidad para llegar a sus clientes en los momentos clave.

Más posibilidades de compras online

Pensar en mobile no debe ser lo primero, sino lo único. Ya en Estados Unidos, el tiempo que consumen los usuarios en su dispositivo supera al de la televisión. Los consumidores están ahí, siempre conectados. Su presencia online está garantizada y gracias a la mayor velocidad de conexión que permite el 4G, las marcas pueden esperar un crecimiento sostenido de compras y consumo de contenido a través de los teléfonos inteligentes.

Según un estudio de e-marketer, el e-commerce crecerá un 10% en la región durante el 2015. Este fenómeno es fácil de explicar: en una encuesta en la región, el 56% de quienes no quedaron satisfechos al hacer una compra online desde un dispositivo móvil mencionó la conexión a Internet lenta . Un 54%, en tanto, se mostró disgustado por no poder ver, también por la conexión, las imágenes y los videos de los productos que quería comprar. Ambos obstáculos, se disuelven con las nuevas tecnologías de comunicación.

Mobile es y será todo

Vale la pena repetirlo: mobile es lo único y por eso, una estrategia digital basada en dispositivos móviles es clave para llegar a los consumidores. Veamos: en 2015, el consumo de contenidos en Internet a través de dispositivos móviles superará al consumo mediante equipos de escritorio en América Latina. Son innumerables los estudios que certifican que los usuarios, aún comprando en tiendas físicas, hacen su investigación previa desde el móvil. El 4G no solo asegurará una buena conexión: sino que esta conexión se mantenga en movimiento. Las marcas podrán “acompañar” mejor a los usuarios en su viaje al trabajo, en una espera del médico, en una caminata por el parque.

Para ello, el sitio deberá ser útil para los consumidores. Una página en la que no se pueda ver el nivel de detalle o de información, donde se dificulte comparar precios y opciones o donde los medios de pago no generen confianza pueden provocar la frustración de los consumidores desde el dispositivo móvil.

Bienvenidos definitivamente a la era del video móvil

Los pronósticos del 4G son alentadores: el 76 por ciento de la población de Latinoamérica tendrá 4G en 2020. Y si en la actualidad el 40 por ciento de los minutos vistos en YouTube viene de mobile , la tendencia apunta a que ese porcentaje aumente en los próximos años.

Esto cambia el escenario a la hora de planificar un mix de medios. Si bien, tradicionalmente, los especialistas en marketing han buscado captar la atención de los consumidores desde la sala de estar mediante la televisión, el consumo de videos desde dispositivos móviles está cambiando esta tendencia. Sin las limitaciones de conexión que supone traerá el 4G, las marcas deberán empezar a profundizar sus estrategias y plantearse fundamentalmente qué rol asignan el video en las campañas móviles comparadas a las de la TV y qué campaña o experiencia podrán construir especialmente para los smartphones.

La experiencia multiscreen

En un mundo multi-pantalla, cada vez más estudios demuestran que el smartphone es la pantalla principal. Los teléfonos inteligentes representan el 32% de las conexiones en Latinoamérica (GSMA Intelligence). Es fundamental que las marcas tengan un sitio móvil en el caso de no tenerlo. Los usuarios están ahí buscando un canal de comunicación. Por eso, gracias a las mejoras en las conexiones será importante utilizar las diferentes pantallas, pensar específicamente en cada una de ellas, para lograr la fidelización y el engagement con ellos.

El 4G es apenas la punta del iceberg. ¿Cómo aprovecharán las marcas este nuevo ecosistema de posibilidades digitales? Las marcas deberán tener muy en cuenta los abanicos de oportunidades que se abren y se profundizan con esta nueva infraestructura: desde cómo se va a facilitar las compras online, en pensar en mobile como el centro de todo, en aprovechar la era del video móvil y en profundizar las experiencias multiscreen. En los próximos años, seguramente, se verá quién llegó primero a ellos. De eso se trata.