¿Cómo llega un consumidor a sentarse en la mesa de un local de comidas? La manera de reservar una mesa en restaurantes está cambiando. Los lugares tradicionales de comidas que históricamente tuvieron un teléfono para asegurarle a sus clientes un lugar ahora tienen una oportunidad más grande de llegar a más clientes gracias a las posibilidades digitales.

Publicación
mayo 2015
Temas

Restorando es un sitio web y una aplicación que funciona en varias ciudades de Latinoamérica y justamente hace de intermediario entre una de las industrias más tradicionales y las nuevas tendencias digitales. Básicamente, trabaja para hacer más cómodo y efectivo el proceso de reserva; les proveen a los restaurantes un software online de reservas donde se pueden anotar los visitantes que pasan por el lugar, los que llamaron por teléfono y, claro, los digitales, desde sus computadoras o dispositivos móviles. Así, la empresa ayuda a activar procesos de compra, con un nuevo canal de promoción y distribución del servicio.

A Restorando le abonan por comensal sentado. A cambio, la empresa les lleva gente al salón. ¿De qué manera? Para llegar a los consumidores, la marca invierte en publicidad de AdWords. Por ejemplo, si un usuario busca un lugar, la plataforma asocia el lugar con su marca y ofrece la posibilidad de hacer una reserva inmediata mediante un link en su sitio Web. Una vez consumada la reserva, los restaurantes pueden ver la review de sus flamantes usuarios y hasta contactarlos personalmente para un mayor fidelización. En algunos casos, las tiendas ofrecen descuentos de hasta el 40 por ciento por la reserva. En otros, Restorando les brinda el know how de la exposición digital para atraer más clientes.

La estrategia también se centra en promoción de restaurantes en las redes de AdMob dentro de las distintas aplicaciones. “Si crece el restorán, crece el negocio”, explica Florencia Sanoner, Head Brand Operations de la compañía. Para encontrar un lugar para comer, se puede buscar por ciudad, por barrio, por nombre. Y al que no sabe dónde ir, también el posicionamiento es por rubro, donde palabras clave como “parrilla”, “pastas” o “tapas” tienen su peso específico.

Un público digital

El público principal del servicio tiene entre 25 y 45 años, “aunque cada vez tenemos gente más joven utilizando la herramienta”, completa Sanoner. Hoy, la Web concentra el 70 por ciento de las reservas. Pero la aplicación está creciendo a pasos agigantados y promete nivelar el porcentaje de los navegadores.

Las ciudades más fuertes donde opera la compañía son Buenos Aires, San Pablo y Santiago. Pero además está presente en más de 14 ciudades (incluidas Río de Janeiro, Bogotá, Lima, Uruguay, Panamá y en Mexico DF, donde acaban de llegar). “Nuestro negocio es muy local. Es conectar a los usuarios con lo que hay para comer en tu ciudad”, agrega Sanoner. Esa es una de las claves del negocio: expandirse de manera regional, pero con un fuerte contenido regional, sostenido por convenios locales de comida cercanos a los consumidores. Esta es otra de las claves de la publicidad multipantalla: el 69% de los consumidores espera que los anuncios que está viendo no estén a más de 8 kilómetros de distancia.

Del online al local

Pese a que la transacción es offline, los restaurantes necesitan poblar su salón de distintas maneras. Por eso, encuentran en digital un abanico más de posibilidades para lograr atraer a potenciales clientes. Restorando es uno de los canales elegidos; la plataforma funciona con una misión clara: conectar a los restaurantes con sus consumidores que pasan una gran parte de su tiempo en el ecosistema digital.

Para llegar a ellos, hay que tener muy en cuenta algunas de las pautas que enseña el caso de Restorando:

En el interconectado mundo actual, la forma en que compramos ha dejado de ser una experiencia lineal, para convertirse en un proceso repleto de información y dispositivos. Llegar a los clientes de diferentes maneras (ya sea con sitios Web o con aplicaciones) es fundamental para alcanzar a los potenciales clientes en sus búsquedas.

Los potenciales clientes digitales pasan alrededor de 11 horas diarias frente a diferentes pantallas. Pensar en digital, aún cuando la transacción se haga offline, es una buena manera de llegar a ellos, aún en industrias antiguas pero donde siempre se van generando nuevas oportunidades.

Es fundamental estar en los distintos momentos donde están los consumidores.Así, la plataforma se transforma en un win-win para todos. Los consumidores aprovechan los descuentos disponibles y el método sencillo de reserva. Las marcas (los restaurantes), para llegar a más clientes.