4 claves sobre trabajo remoto que aprendimos a partir de la pandemia

Agosto de 2020

En estos meses, debido al COVID-19, gran cantidad de empresas y empleados han estado desempeñando sus labores diarias desde casa, lo que podría acelerar drásticamente la tendencia del teletrabajo. En esta nota, te compartimos 4 aprendizajes sobre trabajo desde casa que pueden serte útiles en estos tiempos.

Ante la evolución de la pandemia del COVID-19 en el mundo, trabajar de manera remota se ha vuelto una realidad para muchas personas en todo el mundo; gran cantidad de empleados trabajan desde sus casas durante períodos extensos por primera vez. El coronavirus está acelerando una tendencia que ya se venía percibiendo. Incluso antes del distanciamiento social y la recomendación de permanecer en casa, el hogar se estaba convirtiendo en la sede logística para personas que querían aprovechar mejor su tiempo.

Pero acostumbrarse a esta modalidad puede llevar un tiempo. Por eso, te acercamos los principales aprendizajes que nos viene dejando la pandemia para que apliques en tu rutina laboral y logres un teletrabajo exitoso.

1. Crea una estructura para tu jornada con disparadores de trabajo

Estos meses de distanciamiento nos han conectado con los beneficios de trabajar desde casa, como evitar el traslado diario. Pero también, con sus desafíos: pasa a depender de ti motivarse y aprovechar el tiempo tanto como lo harías en la oficina.

Cuando trabajas en una oficina, la rutina diaria de estar listo y trasladarte le ayuda a tu cerebro a prepararse para el día. Cuando trabajas de forma remota, puedes crear activadores para "comenzar el día" que preparen tu cabeza para el trabajo de manera similar, como hacer ejercicio, leer las noticias o preparar café.

Un espacio de trabajo también puede ser clave para estructurar tu jornada laboral. Establecer un lugar de trabajo, ya sea una habitación separada, un escritorio completamente abastecido o simplemente una parte de la mesa de la cocina, puede ayudar a decirle a tu cerebro que está en el lugar donde trabaja productivamente y sin distracción. Repasa aquí algunos consejos para crear estos activadores de trabajo.

2. Optimiza tus videollamadas para tener mejores reuniones

Crea un entorno adecuado para tener una experiencia más fluida al reunirte virtualmente con tu equipo. Prepara tu espacio: elige un ambiente tranquilo, usa una pared lisa de fondo y evita ventanas que proporcionen demasiada luz de fondo. Y si estás usando una computadora portátil, colócala en un lugar estable.

Las videoconferencias no siempre tienen que programarse; si estás en medio de una conversación por correo electrónico demasiado larga, puedes configurar una reunión al instante e invitar a personas a unirse. En algunos casos, como puede ser hablar de un tema complejo o hacer un brainstorming de ideas, las videollamadas suelen ser más eficientes que el chat o el correo electrónico. Encuentra en este artículo más consejos para continuar optimizando tus videollamadas.

3. Promueve una cultura de pertenencia

A medida que transitamos el impacto del COVID-19 y nos adaptamos al trabajo remoto, es fundamental seguir desarrollando una cultura de trabajo inclusiva a pesar de la distancia física. Las reuniones remotas ayudan a los equipos a seguir conectados, pero las videollamadas pueden hacer que a algunos participantes les resulte difícil decir lo que piensan. Es importante buscar que todos se sientan cómodos, empoderados y escuchados, porque eso los ayuda (y nos ayuda) a ser más exitosos. A la hora de reunirse virtualmente, recuerda que la accesibilidad es un componente clave de la inclusión. En este artículo, descubre cómo acompañar a tu equipo y promover una cultura de pertenencia.

4. Es posible trabajar y estudiar desde casa en armonía

Si tienes hijos, seguramente estén todos compartiendo el mismo espacio e intentando resolver cómo adaptarse a las responsabilidades de cada uno de manera remota. Para ayudarlos a que también ellos puedan mantenerse al día con sus tareas escolares, puedes aprovechar herramientas virtuales como el calendario para organizarse.

El aprendizaje virtual puede aislar y desconectar a los estudiantes. Sentarse frente a una pantalla y ver videos durante horas puede obligarlos a que avancen demasiado rápido o a que, incluso, omitan una lección por completo. Por eso, para mantenerlos interesados, es útil motivarlos a interactuar y participar. Explora más consejos y enfoques para acompañar a tus hijos en su aprendizaje a distancia mientras están todos desarrollando sus actividades desde casa.

Mantente siempre conectado desde casa