El consumidor en casa: cómo es la experiencia de las personas con el consumo y los gastos durante el confinamiento

Daren Briscoe, Marcos Aramburu / Julio de 2020

La pandemia impactó en todos los hábitos, incluso en los de consumo. Descubre cómo es la nueva escala de valores que guía a los usuarios a la hora de comprar para que tu marca pueda adaptarse al escenario que viene.

Así como las rutinas y los horarios de las personas se han visto alteradas en medio de la pandemia global, los patrones de consumo y gastos también cambiaron. Independientemente de que los ingresos económicos en el hogar se hayan visto alterados, una gran parte de los consumidores están adoptando un enfoque más conservador respecto de los gastos discrecionales. Están más enfocados en las necesidades urgentes, y muchos están reduciendo las compras de aquellos artículos que no son esenciales. Al mismo tiempo, sus hábitos de consumo, en especial en relación con los medios, están también cambiando.

Aunque las perspectivas a largo plazo aún sean inciertas, para adaptarse en el corto plazo, los especialistas en marketing deben prever que el comportamiento de los consumidores se centrará en satisfacer sus necesidades cotidianas. Las personas vigilarán de cerca sus presupuestos y priorizarán las compras que los ayuden a satisfacer sus necesidades en el hogar, tanto físicas como mentales.

Una silueta de un maletín y un paraguas verde superpuesto. Estadística: Apenas un 50% de los argentinos y de los chilenos se sienten seguros con respecto a su trabajo en 2020.

Se gasta con cuidado

Según un informe de BCG, en los países de Sudamérica, el 80% de los consumidores tiene intención de disminuir su gasto total con el fin de aumentar su capacidad de ahorro (63%), por sus preocupaciones sobre el futuro (48%) o por pagos de deuda (43%). Como dato adicional, el 40% de los encuestados se mostró dispuesto a comprar más productos en promoción durante el 2020, sobre todo para la categoría “Cuidado personal y ropa” (84%). Es más, el 84% de los consumidores de Sudamérica están dispuestos a cambiar de marca en función de la existencia de promociones.1

Se priorizan las necesidades más urgentes

En medio de un ciclo informativo impredecible y que cambia rápidamente, y a causa de la incertidumbre acerca del momento exacto en el que se reactivará la economía, las personas también se centran más en lo que necesitan ahora mismo. Así, el interés de búsqueda de “préstamos” va en aumento.2

Además, las personas también recurren a Google a fin de obtener ayuda para sobrellevar esta situación: las búsquedas de "cómo dormir mejor" o "la mejor postura para dormir" aumentaron considerablemente en los últimos tres meses.3

Las personas consumen más contenido “juntas”, y aumentó su interés de búsqueda, por ejemplo, de este tema:

Un balde de palomitas de maíz con un ícono de Play en verde superpuesto y la frase "series para ver en familia" dentro de un campo de búsqueda. Estadística: +650% de aumento entre marzo y junio 2020.

Se consume más contenido

Así como las rutinas y los horarios cambian para satisfacer las demandas del aislamiento, los hábitos en línea y los patrones de consumo también se están modificando. Con más tiempo disponible, las personas consumen contenido a toda hora, durante el día y la noche. Además, debido a que pasan más tiempo con su grupo familiar directo, cada vez consumen más contenido juntos. El interés de búsqueda de "películas para ver en familia" aumentó más del 650% desde principios de marzo.4

Aunque es imposible anticiparse a lo que sucederá y comprender completamente el impacto que tendrá esta pandemia en los patrones de gastos y los hábitos de consumo, los cambios que observamos ahora nos dan una idea de cómo las personas sobrellevan esta situación. En los próximos meses, todos deberemos adaptarnos y entender, de la mejor manera posible, las prioridades de consumo que surjan en un mundo que ya no será el mismo.

Qué están haciendo los retailers en este momento para estar presentes para los clientes