De viaje o en casa: asiste a los consumidores cuando están de vacaciones

Con la penetración de Internet aumentando a pasos agigantados, los cambios culturales ya se reflejan en los nuevos hábitos de consumo. Hoy por hoy, las vacaciones ya no solo remiten a viajes, sino que, además, las personas eligen pasar sus días de ocio en casa disfrutando, por ejemplo, de entretenimiento online. Al llegar la mitad del año, las ganas de tomarse unos días de descanso se hacen notar: Google Trends muestra que en las primeras semanas de julio el término “vacaciones” alcanza el interés máximo de búsquedas en todo el mundo.

Ante este panorama, los especialistas en marketing necesitan actualizarse constantemente para poder asistir a los consumidores en sus demandas. Así, al planear la estrategia para el receso de julio, el foco debe estar puesto en conocer su comportamiento para poder ofrecerles el mejor descanso. Por ejemplo, el 54% de los internautas argentinos con móvil interesados en viajes compra horas después de hacer la búsqueda del producto en Internet; y el 89%, unos días después1. Aquí, algunas claves.

Desconectarse de las obligaciones, conectarse a las vacaciones

Tener tiempo libre es una excelente oportunidad para dedicarse al disfrute y la fuente favorita para buscar opciones es la web. En el verano de México, 46 millones de internautas buscan información y entretenimiento para las vacaciones2.

46 millones

En la era de la asistencia, los consumidores esperan que las marcas estén preparadas para diseñar su próximo viaje junto a ellos. Sobre todo en verano, los destinos que ofrecen playas suelen ser muy requeridos. Así, el 57% de los turistas estadounidenses que planea visitar las aguas azules de Centroamérica y el Caribe quieren experiencias personalizadas, según sus preferencias y comportamientos3.

Si hablamos de inmediatez, el smartphone es el dispositivo más consultado. Aunque las personas tengan tiempo libre, asegúrate de proporcionar experiencias móviles rápidas y sin fricciones: en el sector minorista, una demora de un segundo en los tiempos de carga de los dispositivos móviles puede impactar en las conversiones móviles hasta en un 20%4.

Vacaciones con asistencia personalizada

En un contexto de hiperconexión, los micro-momentos de vacaciones se diversifican: quiero-buscar salidas con niños, quiero-viajar a la playa o quiero-hacer mejoras en mi hogar son solo algunas de los miles de posibilidades cuando hay tiempo libre.

Teniendo en cuenta las posibilidades de Internet, las marcas pueden acudir a distintas estrategias para dirigirse a las audiencias de los diferentes hemisferios. Así, la oportunidad se abre a todas las categorías: quienes estén presentes y sean útiles en esos momentos de intención, podrán capitalizar el período vacacional de los consumidores, sea verano o invierno.

Conocer y anticiparse a las necesidades de los viajeros es estar a las alturas de sus expectativas. Por ejemplo, la cantidad de turistas que visitan los países en Centroamérica y el Caribe y las búsquedas en Google tienen una correlación directa y muy alta. Según datos oficiales, República Dominicana y Cuba son los países de la región que recibieron más visitas en 20175 y el buscador lo confirma: son los dos destinos más buscados en la web ese mismo año6.

Al acercarse la fecha, es probable que las personas planeen un viaje para gozar de su merecido descanso. Muchos se escaparán del frío invierno: en Chile, se espera que durante julio de este año ocurran más de 360 mil salidas al exterior del país7. Tanto para la compra de pasajes, como para conocer todo sobre el destino elegido o encontrar el mejor alojamiento, la web se vuelve el aliado perfecto. En Colombia, el 75% de las compras de viajes de los internautas es influenciada por sus búsquedas en Internet8.

Chile 360

En un mundo digital lleno de posibilidades para hacer realidad el tan ansiado descanso, el comportamiento de los consumidores marca el camino. Más allá de la estación o de lo que elijan hacer con su tiempo libre en las vacaciones de mitad de año, las marcas que ofrezcan experiencias personalizadas y que no solo cumplan, sino que superen las expectativas de los consumidores, se destacarán del resto.

Los consumidores de la era de la asistencia