Dos tendencias del CES que tu marca debe saber

El Consumer Electronic Show (CES), la feria de tecnología que se realiza cada año en Las Vegas, reveló cuáles serán las tendencias de consumo en los próximos 12 meses. ¿Por qué los objetos conectados y la Realidad Virtual deben ser prioridad para las marcas?

Recorrer todo el CES en sus cuatro días de duración parece una tarea imposible. Son 220.000 metros cuadrados, 3.600 empresas expositoras y la visitan alrededor de 170.000 personas. Sin embargo, se pueden extraer ciertas conclusiones. Este año, los objetos conectados y la Realidad Virtual dominaron gran parte de la feria y, por sus proyecciones, podrían convertirse en ejes clave de cualquier estrategia digital en 2016.

Lo que esconden los objetos conectados

Uno de los principales focos del CES estuvo en los objetos conectados o Internet de las cosas. Allí pudieron verse, sobre todo, las próximas innovaciones para hogares (detectores de dióxido de carbono, cámaras wifi, cierres inteligentes de puertas, lamparitas que se pueden manejar por Bluetooth), y prendas de vestir (desde los populares relojes inteligentes hasta diferentes formas de medir la fiebre de los niños y seguir su evolución desde una app).

Aunque parecen útiles sólo para ser controlados desde un celular o tablet, la mayoría de los objetos conectados también requiere de un contenido relevante detrás.

Veamos un ejemplo: Pregnancy PRO mostró su desarrollo pionero, el primer test de embarazo con tecnología Bluetooth. Además de poder obtener un resultado sumamente relevante para cualquiera que lo use, en la app que desarrollaron junto con este dispositivo se podrá obtener información de la evolución del bebé durante la gestación, buscar médicos que atiendan cerca de donde estamos o, incluso, generar una lista de preguntas para hacerle al ginecólogo.

Samsung, por otro lado, creó un cinturón (WELT) que mide la salud y permite monitorear el peso y los hábitos alimenticios. Detecta cuántos pasos realiza la persona cada día y cuántas horas pasó sentada. Junto con una app permite, luego, detectar mejoras y oportunidades para ser más saludable. Más, el cepillo de dientes Kolibree mostrado en Las Vegas, también se vincula al smartphone y brinda consejos sobre la salud bucal. El secreto de todos estos productos: medir para gestionar.

Estos son apenas algunos ejemplos de cómo puede funcionar un contenido adecuado en el momento justo. Una nueva forma de conectar con los consumidores en el instante exacto. Y 2016 presentará incontables oportunidades ya que será el año de los dispositivos conectados: sólo de vestir, se venderán 38,4 millones de aparatos, de los cuales poco menos de la mitad de los que se vendan (17,4 millones) será para medir la actividad deportiva. En definitiva: este año, más que nunca, los consumidores esperarán consejos o recomendaciones.

Las posibilidades de la Realidad Virtual

El 2016 parece ser el despegue definitivo de esta tecnología, que hace tiempo viene prometiendo revolucionar el consumo de contenidos digitales.

Es que, según lo que se mostró en el CES, todos los eslabones de la cadena parecen empezar a unirse. GoPro anunció que pronto tendrá una cámara apuntada a todos los consumidores (una versión accesible de la Odyssey) y aparecerán los primeros smartphones que podrán grabar en 360 grados (los que tengan cámaras RealSense, de Intel). Parece que cualquiera podrá este año transformarse en creador de contenido de Realidad Virtual.

Para consumirlos, habrá múltiples opciones, algunas de ellas económicas, como los Cardboards de Google. Ya el año pasado The New York Times distribuyó más de un millón de estas gafas de cartón entre sus suscriptores. Este año, sumando a todas las marcas que ofrecen cascos de Realidad Virtual, se venderán 1,2 millones de dispositivos.

Allí las marcas tendrán otra oportunidad de llegar a sus consumidores. Los contenidos de VR son más inmersivos que cualquier otra experiencia digital que haya existido en el pasado, incluso que el cine 3D. Gracias al 360, la experiencia móvil se vuelve totalmente diferente de la de la TV o computadoras, y resultará una forma innovadora de empatizar con las audiencias, tal como ya lo experimentaron Volvo o Nike.

Llegar con el mensaje justo a los millones de dispositivos conectados que se sumarán este año y lograr cautivar a las audiencias con estas experiencias son dos de los desafíos que se presentaron en el CES de Las Vegas y que las marcas no podrán evitar para este 2016.

Cannes 2017: Machine Learning para todos