Tutoriales en YouTube, una forma de acercarse a los consumidores

Sep 2015 Video

Las marcas intentan, cada vez más, dar respuesta apostando por videos que ayuden a resolver cuestiones cotidianas de los usuarios. Una receta, sacar una mancha o aprender algunos trucos de belleza son algunos de los ejemplos que se pueden ver en Latinoamérica.

Aprender cómo hacer el nudo de la corbata, cómo maquillarse, arreglarse el pelo o cómo preparar las mejores recetas solía ser parte de un proceso largo de aprendizaje, pero hoy, las soluciones a estas cuestiones cotidianas se encuentran en el momento y al alcance de la mano en un video en YouTube. De hecho, el 67 por ciento de los millennials coincide en que prefieren encontrar un video con una respuesta a algo que necesitan aprender a hacer.

Cómo cambiar una rueda, cómo solucionar un problema en el smartphone, cómo reciclar una mesa de madera, pintar una pared, aprender a tocar la guitarra, el órgano, la armónica: las preguntas pueden ser de las más variadas y responden a un momento crítico de parte de las necesidades de los usuario: el micromomento "quiero hacer".

Se trata de instantes en los que se toman decisiones y se definen preferencias. Allí, las expectativas de los consumidores son más altas que nunca: las smartphones nos acostumbraron a que las pantallas respondan de inmediato a aquello que buscamos en el momento preciso en el que lo queremos.

Las búsquedas de instructivos en YouTube aumentaron un 70% año tras año y, durante 2015 se miraron más de cien millones de horas de contenido de este tipo en Estados Unidos. En Latinoamérica, varias marcas encontraron la oportunidad de estar más presentes para sus consumidores a través de tutoriales que ayuden en esos micromomentos donde quieren aprender a hacer algo.

Gracias a la cantidad de vistas de este tipo de contenido, las marcas comienzan a apostar cada vez más por esta clase de videos. Skip en Argentina muestra cómo sacar manchas de tomate, de huevo o de manzana. En el rubro comida, también existen infinidad de videos explicativos que enseñan a cocinar. Los canales de Nestle o Hellmans son buenos ejemplos, éste último realizó una serie de tutoriales con el paso a paso de recetas a base de su mayonesa: puré de papas, milanesas, fideos o, incluso, una curiosa "brochette a la metegol".

En México, la marca de belleza Sally Beauty cuenta con un canal donde sus clientes pueden consultar distintos tipos de tutoriales para lograr un buen maquillaje, distintos tipos de manicuría, colores para el pelo o crear distintos tipos de peinado. Una estrategia similar sigue Cyzone en Perú, donde se pueden consultar distintos looks para distintas ocasiones. El diferencial del canal, es la presencia de personalidades reconocidas del país quienes revelan sus secretos de un look perfecto y sus trucos para lograrlo.

Un video tutorial puede tener muchas variantes. Sin embargo, estos pasos pueden ayudar a lograr que las marcas cautiven mejor a su audiencia en esos micromomentos donde los usuarios quieren hacer o aprender sobre algo:

• Identificar qué es lo que los consumidores quisieran saber y cómo tu marca puede solucionar ese problema.
• Responder a la pregunta con contenido relevante.
• Responder siempre a búsquedas puntuales (Cómo atarse el nudo de la corbata, otra vez, podría ser un buen ejemplo).
• Utilizar títulos descriptivos para hacerlos fáciles de encontrar.
• Medir el impacto de tu contenido.

Así, identificando las necesidades de los usuarios y sus búsquedas puntuales, respondiendo a las dudas con contenido relevante y utilizando títulos descriptivos es que las marcas pueden ganar ese micromomento tan importante donde, seguramente, los consumidores también definan sus preferencias.

Best Day: De performance a innovación en branding