A última hora del jueves en Cannes, David-Michel Davies, director ejecutivo de Webby Media Group, invitó a Lily Cole al escenario de YouTube Beach para hablar de su sitio web impossible.com y de cómo está usando la Web para reinventar la moneda de la bondad. Lily ha recibido recientemente el galardón de emprendedora emergente de los premios Lovie por su trabajo.

La trayectoria como emprendedora social de Lily Cole comienza en 2010, cuando se encuentra por primera vez con la idea de “economía del regalo” durante sus estudios en la universidad de Cambridge. Emocionada con la idea de que pequeños actos de bondad pueden construir comunidades y cambiar el mundo, Lily empezó a desarrollar impossible.com, una plataforma online centrada en la idea de dar. El sitio web se lanzó hace poco más de dos años y, desde entonces, se ha ampliado e incluye ahora una tienda y una revista online, con miles de deseos que cada día hacen realidad los miembros de impossible.

Para explicar por qué decidió lanzar una plataforma online, Lily recuerda el período que siguió a la crisis financiera de 2008 y se pregunta: “¿Por qué cuando se desmorona la economía, lo hace también la sociedad?” Incluso en momentos de incertidumbre económica, la gente sigue teniendo las habilidades y el talento necesarios para proporcionar servicios valiosos. Por eso Lily se preguntó si la tecnología podría ofrecer un conducto para estas actividades cuando se ven afectadas las rutas tradicionales de oferta, demanda e intercambio monetario. Desde este punto de partida, empezó a explorar el trabajo de empresas como AirBnB y otros miembros de la entonces emergente economía compartida.

Cada vez que tengo miedo o creo que algo va a ser realmente duro, pienso...¡sólo inténtalo!

Lily Cole, impossible.com

El sitio web se lanzó en tres continentes y consiguió una presencia global real casi de inmediato. A pesar de que impossible cuenta con el apoyo y las recomendaciones de expertos en tecnología como Jimmy Wales de Wikipedia, y de que logró una notoriedad importante debido a la posición de Lily en el mundo de la moda y del cine, nos cuenta que la actividad del sitio web es en general bastante baja y que está animada por actos de bondad pequeños, aunque significativos, más que por grandes gestos.

El crecimiento de impossible.com ha llevado a Lily a marcarse el objetivo de fomentar más generosidad local real. Ahora que tiene la perspectiva del paso del tiempo, Lily nos cuenta que, aunque el lanzamiento global fue ambicioso y demostró el potencial que tenía la idea, ha provocado que la mayoría de los deseos en el sitio web sean en realidad interacciones online. Sigue siendo muy optimista sobre el poder de Internet, y afirma que supone una “resurrección moderna de la economía del regalo”. Al final, lo que quiere es que impossible.com refuerce comunidades grandes y pequeñas, internacionales y locales.

El reciente lanzamiento de la tienda de impossible.com fue también la culminación de un largo período de reflexión para Lily. Durante los primeros años de su trayectoria en el mundo de la moda, Lily empezó a investigar las cadenas de suministro de las empresas con las que trabajaba e intentó garantizar que las marcas que ella representaba cumpliesen con las prácticas empresariales sostenibles. La tienda de impossible es una extensión de ese impulso en la que se reúnen productos de fabricantes socialmente responsables, donde estos reciben la atención que merecen y se permite a los consumidores encontrarlos en un mismo portal.

Con una curiosidad infatigable y una actitud caracterizada por la idea recurrente de que “casi todo es posible,” Lily e impossible.com no van a parar hasta que puedan crear una economía más humanizada. Con el inminente lanzamiento de una nueva versión de la aplicación móvil, los ingenieros de impossible se centrarán en la cadena de bloques, ya que quieren encontrar formas más seguras de captar capital social como la reputación y la gratitud. Para terminar, y haciendo una reflexión sobre la dificultad de crear una empresa tecnológica basada en la compasión y la bondad en un sector frecuentemente caracterizado por la perturbación y la destrucción creativa, Lily concluyó con la frase: “Siempre que tengo miedo o creo que esto va a ser muy difícil, solo pienso que tengo que intentarlo”.