Cuando los consumidores usan un dispositivo para comprar algo, esperan tener una experiencia fluida. Haz que el proceso de compra en móviles sea fluido.

(Continuación del capítulo 3: Formalización de la compra y pagos)

21. Crea formularios que resulten fáciles de rellenar para los usuarios

Los formularios deben ser compatibles con la forma de introducir información de los usuarios. Diseña pantallas que puedan interpretar distintos métodos de entrada en lugar de obligar al usuario a adaptarse a las limitaciones de la aplicación. También debes asegurarte de que los elementos de la interfaz, como el teclado, no oculten los campos. Cada vez que el usuario rellene un campo del formulario, haz que aparezca automáticamente el siguiente en pantalla. También es buena idea incluir funciones como el rellenado automático, el uso automático de mayúsculas y el escaneado de tarjetas de crédito.

22. Haz que la autenticación mediante contraseña sea una experiencia fluida

A los usuarios les resulta molesto tener que realizar una tarea de varios pasos para configurar o restablecer una contraseña. Simplifica la experiencia de autenticación para reducir el riesgo de abandono. Minimiza el número de pasos necesarios o usa métodos de autenticación distintos, como el inicio de sesión de terceros o mediante huella digital.

23. Pide permisos en el momento oportuno

Los usuarios pueden quedarse bloqueados en una tarea si rechazan conceder permisos imprescindibles para que la aplicación funcione correctamente. Para evitarlo, las aplicaciones deberían solicitar permisos en el momento oportuno e informar del valor de lo que piden. Es más probable que los usuarios concedan permiso si se les pregunta durante una tarea relevante.

24. Haz que la información del servicio de atención al cliente sea fácil de localizar

Los usuarios tienden a consultar la parte inferior del sitio web o de la aplicación cuando buscan ayuda, y pueden abandonar el proceso de compra si tienen una pregunta y no ven ninguna forma clara de ponerse en contacto con el servicio de atención al cliente. Proporcionar un número de teléfono y una dirección de correo electrónico, así como un chat para clientes, es una buena opción. Si ofreces varias formas de obtener ayuda, los usuarios podrán elegir la que más les convenga.

25. Destaca el valor añadido en toda la experiencia de compra

Los minoristas que ofrecen valor añadido, como envío gratuito u ofertas, deben insistir en ello todo lo que puedan a lo largo de la experiencia de compra. Asegúrate especialmente de mostrar dicha información en todas las páginas de producto.