¿De qué forma ha cambiado el móvil la vida de las personas? Una persona saca su móvil docenas de veces al día, lo que crea diferentes oportunidades para que las marcas puedan ver lo que los consumidores están haciendo y proporciona señales a las que los profesionales del marketing deben responder. Mark Curtis, jefe del Servicio al Cliente de Fjord Accenture Interactive, explica lo que las marcas deben saber sobre la conexión de datos, la “Internet de las cosas” y los “Servicios vivos” para tener éxito en este entorno.

Hoy en día todas las empresas están concienciadas en cierta medida de la importancia de estos datos. Así pues, ¿qué es lo que impide que las organizaciones saquen el máximo partido de ello? Se trata de tener la confianza para concentrarse en ello y, a continuación, tomar decisiones sobre lo que se desea conocer. Si no se hace así, el proceso acaba convirtiéndose en un embrollo en el que nadie sabe por dónde empezar.

En general, probablemente menos del 10% de las marcas conoce realmente el alcance de las oportunidades que ofrece la Internet de las cosas. Seamos sinceros: es muy pronto aún y pocas personas lo acaban de entender. Igual que sucedió primero con la Web para ordenadores y luego con la Web para móviles, las implicaciones globales se verán con el tiempo, a medida que la experimentación dé paso a los conocimientos y a las ventajas competitivas a largo plazo.

En el campo del marketing digital, en los próximos cinco años los Servicios vivos acapararán la atención en detrimento de otros canales. Estos servicios serán el resultado de la utilización por parte de las marcas de la Internet de las cosas junto con análisis potentes de datos para crear estos servicios, que cobran vida al predecir y al reaccionar a necesidades y circunstancias cambiantes de los consumidores. En otras palabras, se trata de servicios de marca personalizados que cambian en tiempo real para cada individuo esté donde esté y haga lo que haga. Pero es muy difícil aplicar el marketing a los Servicios vivos; cada vez el marketing se parecerá más a la prestación de servicios.

Si quieres que tu empresa dé sus frutos, debes hacer lo siguiente junto con tus equipos: enumerad cuántas marcas os gustan de verdad e interaccionad con ellas frecuentemente, sin incluir la vuestra, por supuesto. Analizad cómo han cambiado durante los últimos diez años y, a continuación, imaginad una estrategia relacionada con la Internet de las cosas y con los Servicios vivos para introduciros en este espacio todavía tan poco frecuentado.

Puedes obtener más información sobre los Servicios vivos en el informe nuevo de Fjord en este enlace..