Los consumidores actuales están listos para conectar con tu negocio en pantallas de todos los tipos y tamaños. Se trata de una nueva oportunidad muy atractiva, pero solo si tu sitio web está diseñado para ofrecer al cliente lo que necesita tanto en la pequeña pantalla de un smartphone como en un tablet o un ordenador.

En la actualidad los sitios web se tienen que ajustar a las necesidades del cliente en cualquier momento y en cualquier pantalla, tanto de ordenadores como de dispositivos móviles, y estos últimos suelen ser la gran pieza que falla en la ecuación multipantalla.

Este informe aborda las estructuras más habituales de los sitios web multipantalla y ofrece consejos para crear una buena experiencia de usuario y evitar algunos de los errores más habituales.