Cada vez más, los espectadores quieren poder ver sus programas de TV favoritos en cualquier momento, lugar y tipo de pantalla. Si bien encontramos mucho contenido televisivo online, no toda la programación cumple estos tres requisitos. Para ello, es necesario que se produzca un gran cambio y que la programación no solo esté disponible por aire, por satélite o por cable, sino también por Internet. Parece sencillo, ¿verdad? Pues no lo es. Se trata de un cambio masivo que tiene profundas implicaciones para los anunciantes, y para los programadores y distribuidores de televisión. En este primer artículo de una serie en la que se analizan estas complejidades, te ofrecemos un resumen de las siete dinámicas que están transformando el mundo de la televisión.

Antiguamente, para ver la televisión había que encender un televisor. Ahora, en cambio, gracias a los dispositivos con conexión a Internet de alta velocidad, podemos "ver la televisión" en cualquier momento y lugar, como bien saben los que ya han visto su programa o deporte favorito en un smartphone o un tablet. Dicho de otra forma, hoy en día la programación televisiva ya no se limita a la pantalla del televisor que tenemos en el salón.

Aunque todavía no es posible ver todos los programas en el momento y lugar deseados, y en cualquier tipo de pantalla, cada vez son más los consumidores que así lo exigen. Hacer posible esta ubiquidad requiere un cambio en la programación de televisión que permita pasar de la emisión por aire, por satélite o por cable a la emisión a través de Internet. Parece sencillo, ¿verdad? Pues del dicho al hecho, hay un trecho...

Para los programadores, distribuidores y anunciantes televisivos, pasar a la televisión por Internet supone un cambio radical. De hecho, si decimos que se trata de algo increíblemente complejo, seguramente nos quedamos cortos. Este cambio está teniendo un profundo impacto en la emisión de la televisión, en la publicidad y en la experiencia del espectador. En este primer artículo de la serie "Evolución de la televisión", identificamos siete dinámicas que impulsan el cambio de la industria televisiva y el mercado publicitario.

Emisión
  • Emisión en todo tipo de pantallas
  • Emisión de televisión por Internet
  • Distribución de la televisión y la nube
Publicidad
  • Medición
  • Tecnología publicitaria programática
  • Publicidad direccionable
Espectador
  • Implicación del espectador

Aunque todavía nos encontramos en la fase inicial de esta transformación, Internet tiene una capacidad asombrosa para acelerar repentinamente la velocidad de un cambio. Si esto llega a producirse, podríamos alcanzar un punto de inflexión antes de lo previsto, aunque muchos de los retos quedarían pendientes.

Este cambio puede suponer un beneficio para todos los actores del ecosistema televisivo. Si evaluamos todas y cada una de las dinámicas de esta transición, comprenderemos mejor los numerosos riesgos y oportunidades inherentes al paso a la emisión por Internet. Nuestro deseo es ofrecer una perspectiva que permita aunar lo que quieren los usuarios (fácil acceso a la programación televisiva en cualquier momento, lugar y dispositivo) y lo que necesitan los programadores, los distribuidores y los anunciantes televisivos para triunfar (responsabilidad, monetización, eficiencia, escalabilidad e interacción).

Ofreceremos esta perspectiva en una serie de artículos sobre la "Evolución de la televisión", en los que profundizaremos en cada una de las dinámicas que provocarán la evolución hacia una programación a la carta.

Descarga el primer artículo, "Siete dinámicas que están transformando la televisión", para conocer la evolución a lo largo del tiempo de la demanda de los consumidores y de la industria televisiva, así como de los riesgos y las oportunidades que presenta el paso a la emisión por Internet para programadores, distribuidores y anunciantes en cada una de las dinámicas de cambio.