1. Reunir todas las fuentes de datos de clientes para obtener una vista completa de todos los canales y dispositivos

  • Frecuentemente los clientes interactúan o compran a través de varios puntos de contacto: online y en tienda, desde sus smartphones y ordenadores. Al reunir todos los datos, se mostrará el valor total de tus clientes, en lugar de segmentar el valor de un cliente en un solo canal o dispositivo.
  • Usa un denominador común en tus informes, como el número de ID de cliente o la dirección de correo electrónico, para reunir los datos y obtener una única vista de todos los clientes.

2. Determinar cuál es el cliente de mayor valor para tu negocio (CMV) como un ejercicio para comenzar a crear un marco de evaluación de todos tus clientes

  • Comprender lo que un cliente valioso significa para tu negocio y cuál es tu CMV supone el primer paso para conocer los tipos de clientes que tienes.
  • Si valoras la fidelización de la marca, junto con los ingresos, puede que tu cliente más valioso no sea la persona que más ha gastado, sino alguien que gaste grandes cantidades y que, además, se comprometa con la marca mediante varios canales.

3. Segmentar los clientes en función del valor/rentabilidad

  • Observar señales similares a las que te ayudaron a determinar el cliente más valioso te pueden ayudar también a segmentar los clientes en grupos fáciles de manejar para futuras interacciones.
  • Por ejemplo, al segmentar de esta manera, veremos no solo quiénes son los clientes más valiosos, sino quiénes están perdiendo valor y aquellos con los que quizás quieras interactuar de nuevo, quiénes tienen potencial para estar en el segmento de clientes más valiosos y en quiénes no merece la pena invertir.

4. Aplicar la segmentación de clientes a tu estrategia de publicidad

  • Cada segmento tendrá distintas preferencias y querrá recibir un mensaje diferente de ti. El mensaje que ofrezcas a tu CMV no será el mismo que el que ofrezcas a alguien que no ha interactuado contigo recientemente.
  • Conocer estos segmentos (quiénes son, de dónde vienen) te permitirá tomar decisiones sobre cómo conseguir usuarios similares.

5. Realizar ofertas y presupuestos en consecuencia

  • Deberías mostrarte dispuesto a intentar captar de manera proactiva a clientes valiosos en potencia o conservar los que ya tengas. Asegúrate de que no limitas tus ofertas ni tus presupuestos para estos clientes.
  • Es preferible perder un cliente de valor más bajo que un cliente realmente valioso: si tienes alguna restricción presupuestaria, asegúrate de cambiarla para tus CMV.