Gabriella Lindley, videoblogger de belleza de YouTube, Jonathan Poole, fundador de la agencia especializada en buscar y desarrollar el talento de los creadores Red Hare Digital, y Victor Gibson, director general de medios digitales de Liz Earle, han colaborado para que la marca de productos de belleza pudiera llegar a una audiencia más joven e interactuar con ella. Gracias a esta iniciativa, respaldada por una planificación minuciosa, el énfasis en la interacción con la audiencia y una relación de larga duración basada en la confianza, uno de los vídeos publicados recibió más de 15.000 comentarios.

Según Victor Gibson, de Liz Earle, actualmente resulta esencial tener una estrategia de contenido digital. "Para cualquier marca de belleza, el contenido es una palanca estratégica fundamental", explica. "Hoy en día, es muy importante que el contenido sea entretenido, instructivo e informativo, así como ofrecerlo en las plataformas adecuadas y mediante las creatividades apropiadas".

Cuando la marca decidió intentar llegar a consumidores más jóvenes, YouTube era la opción perfecta. Victor y su equipo entablaron una relación con la agencia de talentos Red Hare Digital, la videoblogger Gabriella Lindley y otros influencers. Gabriella era una buena opción para la marca no solo porque disponía de una amplia base de suscriptores, sino también porque las métricas de su canal indicaban que tenía una audiencia muy implicada.

"Trabajar con Gabriella nos permitía llegar a una audiencia y a una generación nuevas", afirma. "Por eso era importante que entráramos en su plataforma preferida y que participáramos en sus conversaciones de una manera que resultara auténtica".

Para lograr dicho realismo, el equipo de Liz Earle determinó que era importante que Gabriella se encargara del contenido tanto como fuera posible. "Queríamos crear una relación a largo plazo que permitiera no solo la ubicación de nuestros productos, sino también la inmersión de la marca", explica Victor. "No hubo ningún tipo de control editorial, dejamos que ella llevara las riendas. Aunque esto supone un reto para las marcas, el resultado es mucho más auténtico. Por ejemplo, uno de nuestros colaboradores hizo su propio vídeo de estética facial sin nuestra ayuda. Cuando lo vimos, nos dimos cuenta de que nosotros no lo habríamos hecho tan bien".

Para los creadores, la necesidad de mantener la autenticidad es tan importante como para las marcas. "Es muy importante trabajar con las marcas que realmente te encantan, ya que es fácil detectar cuando a alguien no le gustan o no las conoce demasiado", afirma Gabriella.

Esta forma de crear relaciones mutuamente beneficiosas es la clave del trabajo de Jonathan. "Creo que a las marcas se les da cada vez mejor trabajar con los creadores, que a su vez, empiezan a comprender mejor las necesidades de las marcas", comenta. ¿Cuál es su consejo para colaborar y crear un contenido excelente? "Dar instrucciones muy claras lo antes posible. Explicar lo que se pretende conseguir e interactuar con el creador para comentar cómo se puede hacer. Este nivel de interacción permite obtener un contenido mejor y confiar en la calidad de lo que se va a publicar".

Gabriella, una verdadera fan, sigue incluyendo frecuentemente productos de Liz Earle en sus vídeos, lo que mejora la cobertura orgánica de la marca. "Las relaciones a largo plazo permiten entablar un diálogo mucho mejor con los creadores", afirma Jonathan. Este tipo de afinidad continuada es lo que hace que una colaboración sea un auténtico éxito.