Las estadísticas de la audiencia aumentan el impacto publicitario porque mejoran la relevancia. Gracias a estas estadísticas, las marcas pueden convertir un conocimiento básico de una audiencia en segmentos definidos y a los que se puede orientar la publicidad de un modo preciso. Cuando las marcas usan la compra programática para activar un segmento, los datos subyacentes de las estadísticas de la audiencia pueden determinar la compra de medios de una impresión cada vez. Las impresiones de anuncios resultantes tienen un nivel de relevancia que motiva a los usuarios a actuar, mucho mayor que el que hubieran tenido con las compras tradicionales.

Las marcas están adoptando la programática para medir lo importante, establecer conexiones de forma individual con las audiencias a gran escala, interactuar en diferentes pantallas y acceder a inventario de alta calidad. Para poner la potencia de la programática al servicio de una marca, primero se deben organizar las estadísticas de la audiencia.

Si tu marca puede demostrar su relevancia en un momento clave que es importante para el consumidor, se verá recompensada con ventas, fidelización y defensa de la marca. Atraer la atención de los consumidores se fundamenta en los datos de la audiencia, que incluyen la información que necesitan las empresas para ser relevantes. Las marcas que pueden tener sus propios datos y organizar las estadísticas se encuentran en mejor posición para atraer a las audiencias y aumentar el impacto de la publicidad. En este sentido, hay tres directrices que son la base de una estrategia sólida.

Trabajar con información completa es mucho mejor

Los datos son potentes, pero es muy habitual que se encuentren en silos según el canal y el dispositivo. Las estadísticas de audiencia más eficaces agrupan esos puntos aislados para presentar las interacciones de los consumidores en diferentes canales y pantallas.

  • Nuestra recomendación: invierte en un sistema de administración de etiquetas para recopilar los datos propios sobre la audiencia. Lo ideal sería que la solución ofreciese acceso rápido, organización y flexibilidad con conjuntos de datos en todos los dispositivos.

Los datos en tiempo real son fundamentales

Las estadísticas de audiencia que se introducen en un sistema en tiempo real permiten tomar decisiones útiles. En pocos momentos, un comprador en el mercado puede realizar una compra y dejar de estar en el mercado. En otro momento, un cliente potencial indeciso puede convertirse en un cliente de pago. Tener constancia de estos tipos de cambios permitirá a las marcas optimizar su relevancia según el momento actual. Los consumidores actúan en tiempo real y también deben hacerlo los datos.

  • Nuestra recomendación: procura obtener una visión integral de la interacción de la audiencia mediante la agregación de fuentes de datos propios, compartidos y de terceros, datos de analítica digital, datos offline, datos de CRM y datos de campaña, en tiempo real siempre que sea posible. Cada interacción recopilada entre la audiencia y la marca será más inteligente que la anterior, por lo que primero debes aprovechar los datos que tienes a tu disposición actualmente y empezar a partir de ellos.

La relevancia es más sencilla cuando las audiencias están definidas de un modo preciso

Si las marcas disponen de una base de datos sólida, pueden definir de forma precisa la audiencia a la que quieren llegar, por lo que les resultará más fácil ser relevantes.

  • Nuestra recomendación: analiza periódicamente las estadísticas de las audiencias, las creatividades y los medios para saber qué funciona y qué no. Elige una herramienta de analítica con modelos de atribución para ver qué canales ofrecen mejor interacción con las audiencias. Compara el rendimiento de las campañas en diferentes canales. Después, explora qué audiencias son más rentables, qué audiencias han interactuado más con una campaña y qué bloques de creatividades han tenido impacto en las diferentes audiencias. Actúa a partir de las estadísticas ajustando las estrategias de audiencias, de creatividades y de medios, o los tres tipos de estrategias.

El buen marketing empieza y acaba en la audiencia. Los esfuerzos que una marca dedica a conocer a su audiencia, como la obtención de los datos de audiencia y la organización de las estadísticas en diferentes canales y pantallas, le permiten garantizar la relevancia en el momento que más importa. En pocas palabras, una base sólida de estadísticas de la audiencia es esencial para el éxito de la compra programática.