Aunque todavía se encuentra en una fase incipiente, la realidad virtual se está convirtiendo rápidamente en un tema de interés general. El año pasado, el interés de búsqueda global de esta tecnología en Google prácticamente se multiplicó por cuatro. ¿Qué depara un futuro con realidad virtual a anunciantes, creadores y guionistas?

Realidad virtual para todos

La realidad virtual solía asociarse a la ciencia ficción, pero hoy forma parte del mundo real. ¿Por qué ahora? En primer lugar, por la omnipresencia y la calidad de los dispositivos móviles. Con un simple trozo de cartón, podemos convertir nuestros smartphones en visores de realidad virtual. Google ha distribuido millones de visores Google Cardboard que ponen la experiencia de realidad virtual al alcance de todo el mundo. El contenido que puede verse con estos visores es infinito. Todos los vídeos de YouTube pueden verse en realidad virtual y forman parte de la mayor biblioteca de contenido de realidad virtual del mundo.

Esto permite que muchas personas de todo el planeta se adentren en el mundo de la realidad virtual y que el interés general por esta tecnología sea cada vez mayor. En el último año, el interés de búsqueda global de realidad virtual en Google prácticamente se ha multiplicado por cuatro.

Esta tecnología puede transformar nuestra vida diaria, desde la forma de comunicarnos hasta el modo como nos divertimos. Todavía se encuentra en una fase incipiente, pero ya es una realidad y es hora de que las marcas y los creadores sean conscientes de todo lo que nos puede aportar.

La promesa de la realidad virtual

Durante mucho tiempo, el cine ha sido la forma más inmersiva de contar historias. Pero incluso con los mejores televisores de alta resolución, nos limitamos a mirar la pantalla. No formamos parte de la historia.

La realidad virtual promete lo que en el sector se denomina "presencia", es decir, la sensación de ser transportados a otro mundo. Las cámaras de realidad virtual como Jump pueden transmitir todas las sensaciones de un lugar, de cada uno de sus ángulos y esquinas. En un futuro no muy lejano, este tipo de cámaras capturarán experiencias de todo el mundo. ¿Qué supone esto para las audiencias? Pues, conseguir los mejores asientos para presenciar un evento, un sitio junto a la pista en los playoffs de la liga de baloncesto, un palco en la ópera o un lugar en la primera fila en un concierto de Beyoncé, por ejemplo. O tener la oportunidad de visitar los lugares más maravillosos del planeta sin moverse de casa. Es lo más parecido al teletransporte y nos permite vivir cada experiencia con la máxima intensidad.

La realidad virtual también puede crear una especie de máquina del tiempo. Si empezamos a registrar los acontecimientos más interesantes de este año, dentro de 20 podremos retroceder y vivirlos como si el tiempo no hubiera pasado. Pueden ser grandes acontecimientos mundiales o bien momentos personales, como una fiesta de cumpleaños, una boda o el primer día de colegio. Recopilaremos estos recuerdos como si fueran fotos para mostrarlos o revivirlos con la máxima intensidad.

Cardboard fue el primer paso de Google hacia este futuro. Muy pronto, nuestra plataforma de realidad virtual Daydream permitirá vivir experiencias móviles de alta calidad y gran intensidad con un cómodo visor de precio asequible. También estamos desarrollando aplicaciones móviles de realidad virtual como Google Play, Maps y YouTube. Si quieres hacerte una idea más clara de qué es exactamente la realidad virtual, YouTube es un buen lugar para empezar.

Vídeo 360º y realidad virtual

En YouTube, fuimos de los primeros en apostar por el vídeo 360º, que permite ver una película desde cualquier ángulo con solo mover el teléfono o el tablet, o deslizando el dedo por la pantalla, sin necesidad de usar un visor. Este tipo de vídeos siguen subiéndose y, en los últimos tres meses, el número de subidas se ha doblado. Las marcas se sitúan al frente de esta tendencia, ya que utilizan el vídeo 360º para filmar grandes eventos o para crear anuncios más originales. BMW empleó esta tecnología en un anuncio en el que se mostraba una carrera de coches en 360 grados. El musical "School of Rock" creó un vídeo musical de 360 grados. AT&T simuló un accidente automovilístico para concienciar a los usuarios del peligro de mirar el móvil mientras conducen.

La realidad virtual da un paso más en la experiencia del vídeo 360º porque añade profundidad. Al mirar las imágenes con un visor de realidad virtual, parecido a los estereoscopios View-Master rojos que tal vez utilizabas de pequeño, estas se vuelven tridimensionales, lo que aumenta la sensación de inmersión. Como si esto fuera poco, el audio espacial permite oír el sonido desde cualquier ángulo, igual que en el mundo real.

La historia está en todas partes

Para los creadores de contenido, el potencial del vídeo 360º y de la realidad virtual es inmenso, pero requerirá un cambio en la forma de pensar. La realidad virtual permite que los espectadores participen activamente en la historia; que puedan mirar adonde quieran. Como bien señala Jessica Brillhart, directora de filmaciones de realidad virtual de Google, la historia está en todas partes. Así pues, en lugar de contar una historia fotograma a fotograma, los cineastas deben construir mundos enteros.

Esto hace que la realidad virtual y el vídeo 360º sean una herramienta increíblemente útil para crear empatía. Cuando el espectador se siente dentro de la película, empatiza mucho más con la situación y el impacto del mensaje es mucho mayor.

En YouTube, los creadores utilizan esta tecnología para crear experiencias que transportan a los espectadores, ya sea en el mundo del deporte, de la actualidad, de la educación o de la moda. Los espectadores sienten un cosquilleo en el estómago cuando están sentados en la cabina de un avión a reacción de un escuadrón de acrobacias aéreas. The New York Times pone a los espectadores en la piel de niños refugiados de todo el mundo. Las excursiones virtuales permiten que los profesores lleven a sus alumnos a lugares a los que no pueden ir con el autobús de la escuela. Los fanáticos de la moda pueden sentarse en la primera fila de los últimos desfiles de Jason Wu, Hugo Boss y Dior.

Los artistas crean obras impresionantes con Tilt Brush, nuestra nueva aplicación de realidad virtual que permite pintar en un espacio tridimensional. Se elimina la dimensión plana del papel y el artista puede entrar en el dibujo, como explica Glen Keane, creador de dibujos animados de Disney. "La puerta de la imaginación se abre un poco más", afirma.

Cuatro preguntas para las marcas interesadas en la realidad virtual

La realidad virtual ya no es una novedad. Tiene aplicaciones reales para las marcas. Pero, ¿merece la pena invertir en ella?

Estas son algunas preguntas que las marcas deberían formularse antes de invertir en tecnología de realidad virtual:

La realidad virtual ofrecerá a los espectadores una experiencia que no podrían disfrutar de otro modo? El contenido debería aprovechar las ventajas que ofrece el medio: transportar a los espectadores a un lugar, sumergirlos en otro mundo y obligarles a explorarlo.

Conseguirás que los consumidores se sientan más atraídos por tu producto? Según un estudio de Ericsson ConsumerLab, comprar era el principal motivo por el que los usuarios estaban interesados en la realidad virtual y un 64% de los encuestados remarcó la posibilidad que ofrece esta tecnología para "ver los productos en tamaño y forma reales al comprar online". Esto no solo es aplicable a los comercios. Cadillac ya utiliza la realidad virtual para crear concesionarios virtuales.

El entorno de grabación será interesante y mostrará cosas? Si filmas en una habitación blanca sin nada en las paredes, probablemente no. Si lo haces en un evento deportivo o en un festival de música, seguramente habrá muchas cosas que mostrar.

Los espectadores desearán seguir mirando el vídeo una vez satisfecha la curiosidad inicial? Conseguir que los espectadores vean más de un minuto del vídeo puede resultar difícil. Procura engancharles con algo interesante.