Estamos ante una revolución audiovisual en la que las audiencias mandan y donde YouTube se posiciona como la plataforma perfecta para adaptarse a estos nuevos consumidores audiovisuales. El evento organizado por el departamento de agencias de medios de Google con la colaboración de Carat y el resto de marcas de Dentsu Aegis Network ha reunido las perspectivas de futuro del vídeo online y las mejores prácticas y herramientas para incorporarlo en las estrategias de marketing en la actualidad.

Vivimos en la era del contenido audiovisual, contenido que ya no solo se consume en la TV: el vídeo online es el preferido de un 8,9% de las audiencias. Este nuevo medio que engloba tanto TV como vídeo online es el líder independientemente de la edad y cada usuario le dedica un 44% de su tiempo.

Cisco estima que en enero de 2019 el vídeo llegaría a cerca del 90% del tráfico global en internet. Junto a estas predicciones, los datos actuales en YouTube confirman el potencial de este canal: con 1.000 millones de usuarios únicos en todo el mundo, 6.000 millones de horas vistas al mes y 400 horas de contenido nuevo subido cada minuto, no es sorprendente que el 67% de los Millennials no pueda vivir sin Youtube.

Las agencias y la revolución del vídeo

Algunas agencias ya son conscientes de la importancia que tiene el contenido audiovisual en las estrategias de marketing.

El vídeo, dada su versatilidad, ofrece posibilidades de engagement de las que hasta ahora los contenidos audiovisuales no disfrutaban, debido a ese conocimiento que el data ofrece. Esto supone una oportunidad para las marcas que cuenten con agencias que sepamos convertir esto en ventaja competitiva para ellos.

André Andrade, CEO Dentsu Aegis Network Iberia y SSÁfrica

Erik Häggblom, CEO Carat España, también es consciente del potencial del vídeo: “En Reino Unido, el video en Youtube de la última canción de Rihanna duplica en volumen la audiencia del programa más visto, las telcos están usando el contenido como moneda de cambio para conquistar mercado, etc. La multiplicidad de pantallas ha hecho que los profesionales de media debamos cambiar nuestra forma de clasificar y cualificar los contenidos audiovisuales redefiniendo de este modo el medio.”

A la hora de planificar y medir el impacto en YouTube, unir fuerzas entre agencias, marcas y Google es la clave.

Carat es un ejemplo también en este campo y ya cuentan a nivel global con un exclusivo marco de trabajo fruto de la combinación entre Google y Dentsu Aegis Network (DAN), que permite “retroalimentar nuestro sistema de conocimiento del consumidor (CCS) con datos individualizados de hábitos de consumo y tipologías de consumo de contenido recogido por Youtube de la interacción de las personas con los contenidos y la información que compartimos como usuarios de la plataforma”, comenta André Andrade.

Gracias a este sistema disponemos probablemente del mejor approach estratégico audiovisual y podemos presumir de poder poner a disposición de nuestros clientes la mejor construcción de cobertura audiovisual del mercado al disponer, en exclusiva, de los datos reales de consumo de youtube, ya integrados en nuestras herramientas de inteligencia.

Erik Häggblom, CEO Carat España

¿Qué herramientas ofrece YouTube para incorporar el video online en una estrategia de marketing?

YouTube ofrece diferentes tipos de anuncios que permiten adaptar el mensaje y el formato a las preferencias y gustos de la audiencia. Desde anuncios que forman parte del vídeo que va a visualizarse y que pueden aparecer en diferentes momentos, hasta anuncios que aparecen fuera del vídeo principal y se muestran como sugerencias de visualización. Una de las innovaciones que ofrece YouTube con respecto a la publicidad tradicional audiovisual radica en ofrecer al anunciante la opción de mostrar anuncios que pueden saltarse si el público lo desea tras haber visualizado una pequeña parte del mismo.

Además gracias a la integración de los datos de YouTube en las herramientas de cálculo de coberturas de Carat, es posible obtener información precisa sobre la cobertura más óptima y los costes en función de la audiencia y del consumo que ésta hace en los medios.

Una vez que tanto agencias como clientes consiguen adaptar el mensaje al medio, YouTube les ofrece un gran abanico de posibilidades para conseguir que no sólo llegue a la audiencia adecuada, si no que cale en ella.