¿Cómo satisface la Generación del Milenio su interés por la salud y el bienestar? Hacen búsquedas. En el informe de tendencias alimentarias, analizamos los datos de la Búsqueda de Google para encontrar las cinco tendencias principales. En este artículo, nos centramos en compartir más datos sobre una de ellas, el auge de los "alimentos funcionales", y por qué suponen una gran oportunidad para las marcas.

Las comidas actuales son bastante diferentes a las de hace diez años. Para empezar, suele haber un smartphone junto al tenedor. También es posible que en cada plato haya una comida diferente: paleo para mamá, vegana para papá y sin gluten ni frutos secos para los niños. Puede que en un primer momento pienses que estos cambios no guardan relación y que te lamentes sobre el rumbo que han tomado las comidas familiares. Sin embargo, quizás lo que ocurre es que la gente se preocupa mucho más por lo que come y da de comer a sus seres queridos gracias a la tecnología que tenemos al alcance de nuestro mano.

Esa concienciación queda patente en los momentos importantes en los que los consumidores recurren al buscador de Google para informarse sobre los alimentos. A través de un análisis de estas búsquedas en la categoría de alimentación a lo largo de los últimos dos años, podemos obtener una visión a gran escala de los intereses y las intenciones de los usuarios.

Fomentar el interés por la salud y el bienestar con medios digitales

El doctor Frank Limpan, fundador de Eleven Eleven Wellness Center en Manhattan (Estados Unidos), explica: "Tienes que prestar mucha atención para comer sano". Afirma: "Y la gente la presta, especialmente la Generación del Milenio", y añade: "Se preocupan diez veces más que mi generación y están mucho más interesados por estar sanos y comer de forma saludable".

En la actualidad, las dietas se centran menos en eliminar alimentos que en añadirlos.

Tal vez, esta creciente "obsesión con la salud", como explica el asesor de restaurantes y alimentación Michael Whiteman, se debe en parte al hecho de que las personas tienen una esperanza de vida mayor y quieren vivir esos años de vida adicionales de forma saludable. Como dijo el compositor Eubie Blake: "Si hubiera sabido que iba a vivir tantos años, me habría cuidado mejor". Tanto Whiteman como Lipman apuntan a los medios digitales como principales responsables de nuestra creciente obsesión por la alimentación saludable. Explica Lipman: "No hay lugar a dudas de que se debe a Internet".

Para comer bien, la gente accede a Internet para incrementar sus conocimientos sobre alimentación y tomar decisiones mejor fundamentadas. En los momentos "qué como", buscan los mejores alimentos que deben consumir para obtener ciertos beneficios fisiológicos. De acuerdo con Google Trends, las búsquedas "mejores alimentos para" se han multiplicado por diez desde 20051 y suelen ir acompañadas de términos como "la piel", "tener energía", "el reflujo", "el cerebro" y "hacer ejercicio en el gimnasio".2

Datos internos de Google, comparación de 2011 y 2015, Estados Unidos

Obtener información sobre los beneficios de los "alimentos funcionales"

De acuerdo con el nuevo informe de tendencias alimentarias, los consumidores tienen cada vez más interés en los beneficios para la salud de ciertos alimentos, o lo que los expertos denominan "alimentos funcionales".

Algunas de las tendencias alimentarias más populares de los últimos dos años son ingredientes "saludables", como la cúrcuma, el vinagre de sidra de manzana, el aceite de aguacate, el melón amargo y el kéfir (que tiene un alto contenido en unas bacterias de moda denominadas probióticos). Tienen fama de proporcionar beneficios, como mejorar la piel, la libido y la energía, o ayudar a curar la depresión, el insomnio y el dolor (de hecho, "beneficios" es un término que se busca habitualmente junto con muchos de estos alimentos).2 En la actualidad, las dietas se centran menos en eliminar alimentos que en añadirlos.

Aunque el concepto de alimentos funcionales existe desde hace décadas, el interés en estos alimentos específicos está aumentando más rápido que antes. La cúrcuma, una especia a la que se atribuyen propiedades curativas para todo tipo de enfermedades, desde el cáncer a la depresión, es el nuevo alimento estrella, con un incremento en las búsquedas del 300% a lo largo de los últimos cinco años.3

Fuente: Datos internos de Google, 2004-2016, Estados Unidos

La mayoría de búsquedas relacionadas con momentos "qué como" se realizan desde el móvil y los lunes

En los momentos "qué como", los usuarios utilizan sus smartphones para buscar información sobre alimentos saludables. Más del 50% de las búsquedas de cinco de los 10 alimentos más populares se realizan en móviles.4 De hecho, un estudios reciente de usuarios que buscaron términos relacionados con comida y bebida reveló que el 35% de las búsquedas se realizaron exclusivamente en un teléfono.5

Estos momentos se registran principalmente al inicio de la semana, cuando quizás los usuarios planifican sus comidas, hacen la lista de la compra o vuelven a consagrarse a la alimentación saludable después de un fin de semana de caprichos. De media, los lunes se registran más búsquedas de los 10 alimentos funcionales principales en diferentes dispositivos y, poco a poco, van reduciéndose a lo largo de la semana hasta que el interés alcanza su cota más baja los viernes.6

Datos internos de Google, 2015, Estados Unidos

Encontrar diferentes recetas en momentos "cómo tomarlo"

Una vez que los usuarios aprenden qué deben comer, quieren saber cómo tomarlo. En estos momentos "cómo tomarlo", buscan diferentes formas y recetas. Por ejemplo, los principales términos que se asocian a las búsquedas de cúrcuma muestran que los consumidores quieren conocer mejor cómo consumirla e incorporarla a su dieta. Entre las búsquedas asociadas principales, se incluyen "en polvo", "smoothie", "receta" y "bebida".7

YouTube también es un destino popular en estos momentos. Los cinco vídeos principales sobre formas de consumir la cúrcuma (té de cúrcuma, "leche dorada" y cápsulas) suman 3,9 millones de visualizaciones.8

Además de recetas de cocina, los consumidores y las marcas idean formas creativas de utilizar estos ingredientes. Los principales vídeos de YouTube enseñan a utilizar la cúrcuma para blanquear los dientes, fabricar máscaras faciales o incluso tintar la ropa, mientras que el vinagre de sidra de manzana se promociona como acondicionador, limpiador facial y líquido para poner en remojo los pies.

Las marcas hacen más saludables sus productos y mejoran su posicionamiento

En respuesta, algunas marcas añaden ingredientes funcionales para intentar hacer más saludables los alimentos. Una encuesta sobre productos de supermercado muestra que se añaden ingredientes como semillas de chia, de lino y probióticos a galletas saladas, chocolates y gominolas. Moon Juice, un establecimiento de comida saludable popular de Los Ángeles (Estados Unidos), cuenta con una línea de productos con nombres que reflejan sus beneficios como, por ejemplo, Beauty Dust (polvo para la belleza), Brain Dust (polvo para el cerebro), Goodnight Dust (polvo para dormir bien). Incluso las marcas de belleza pueden aprovechar estas tendencias. Algunas marcas añaden ingredientes funcionales populares a sus productos como, por ejemplo, la mascarilla energizante con semillas de cúrcuma y arándano de Kiehl's, la mascarilla limpiadora 4 en 1 a base de barro con vinagre de sidra de manzana de Freeman y el champú de leche de coco de OGX. (Ulta Beauty es una de las tiendas que está haciendo especialmente un buen trabajo a la hora dirigir el interés de búsqueda hacia los últimos dos productos.) Nestlé ha llegado hasta el punto de crear una línea de "alimentos medicinales" para tratar enfermedades.

Además de hacer más saludables sus productos, las marcas también quieren educar mejor a los consumidores con respecto a los ingredientes y los alimentos funcionales. Marie Spano, nutricionista deportiva del equipo de baloncesto Atlanta Hawks, explica: "Hay mucha desinformación" y señala la necesidad de incluir etiquetas más claras y con un lenguaje más sencillo.

Cuando General Mills detectó que los consumidores se interesaban cada vez más por los alimentos sin gluten, decidió adaptar todo su negocio, desde las formulaciones de los productos hasta la publicidad online. Este es un buen ejemplo que las marcas pueden seguir a medida que aumente el número de consumidores interesados por los alimentos funcionales. Estos momentos "qué como" y "cómo tomarlo" ofrecen información valiosa sobre las intenciones de los consumidores (lo que realmente quieren comer), por lo que las marcas tienen una gran oportunidad para responder a esta creciente tendencia de salud y bienestar de forma innovadora.

Fuentes
  • 1Google Trends, comparación de enero de 2016 y enero de 2005, Estados Unidos.
  • 2Datos internos de Google, 2015, Estados Unidos
  • 3 Google Trends, comparación de febrero de 2016 y febrero de 2012, Estados Unidos
  • 4Datos internos de Google, enero a marzo de 2016, Estados Unidos
  • 5Google/Luth, estudio sobre la función de los móviles en el recorrido de la compra de productos envasados, Estados Unidos, abril de 2016. Basado en 318 compradores de comida y bebida. Llevado a cabo entre el 12 y el 31 de agosto
  • 6Datos internos de Google, septiembre de 2015 a febrero de 2016, Estados Unidos
  • 7Datos internos de Google, agosto de 2015 a febrero de 2016, Estados Unidos
  • 8Datos internos de Google, enero de 2015 a febrero de 2016, Estados Unidos. La clasificación de vídeo de consumo de ”cúrcuma” se basó en datos públicos como, por ejemplo, títulos y etiquetas de vídeos, que mostraban la cúrcuma como un ingrediente que se puede consumir. Es posible que no tenga en cuenta todos los vídeos de consumo de "cúrcuma" disponibles en YouTube.