En la serie de entrevistas "Think with Innovators", pedimos a algunas de las mentes más creativas de los medios digitales que compartan con nosotros sus conocimientos y experiencia. En esta ocasión, James Harris, director ejecutivo internacional de Estrategia Digital de Carat, nos da la clave para entender claramente la diferencia fundamental que existe entre las ideas y su ejecución, y utiliza el origami como ejemplo de SEO.

James Harris llegó al mundo de los medios digitales por un cauce poco habitual. "Fui músico, pero no conseguí llegar a lo más alto", explica, describiendo a continuación cómo empezó a trabajar en los medios tradicionales y llegó a crear su propio negocio en los primeros años de la era de Internet. "Cuando empecé a trabajar en los medios tradicionales hacía el mismo trabajo prácticamente todos los días. Un día hacía un plan para la prensa y, al siguiente, uno para la televisión. Todo era siempre igual, mes tras mes, año tras año". Finalmente, fue la naturaleza camaleónica de la tecnología digital la que despertó algo que todavía sigue motivando a James hoy en día. "El mundo digital cambia a un ritmo frenético, y eso es lo que lo hace tan apasionante".

"Una parte de mi cerebro se siente atraída por el lado técnico de la tecnología digital, y otra parte disfruta ocupándose de la parte creativa y de las ideas", afirma James, reflexionando sobre las cualidades que le han resultado más útiles durante las dos décadas que ha dedicado a este sector. "Para mí, innovar consiste en analizar lo que haces y preguntarte si puedes cambiarlo". En un mundo caracterizado por la innovación y los cambios, el hecho de no poner en cuestión los procesos y estrategias utilizados puede resultar fatal para cualquier empresa, incluso las más poderosas; por eso, James opina que una parte fundamental de su trabajo consiste en animar a sus clientes a analizar de forma proactiva estos aspectos de su negocio.

Creo que plantearse el porqué de las cosas es lo que impulsa la innovación: '¿por qué no podemos?', 'por qué no?', 'por qué tengo que hacer esto?'

James Harris, Director Global de Marketing Digital de Carat

En su último libro, "Think More Analogue, Be More Digital", James explora técnicas para diseccionar la complejidad del comportamiento online y sacar a la luz las motivaciones y los deseos inmutables subyacentes. "Una de mis mayores obsesiones es la sencillez. Vivimos en un mundo tecnológico y digital que puede parecer muy complejo, pero en Carat lo que más nos atrae es el público y la gente". James pone el ejemplo práctico de la presentación de una propuesta de SEO que se desarrolló en forma de clase de origami. "El origami es ideal para analizar el mundo digital, porque debes ser creativo, debes tener en mente tu objetivo, pero tienes que tener las habilidades y los conocimientos necesarios para conseguir ese objetivo". La estrategia de la presentación resultó un éxito, ya que consiguió informar y entretener a la vez. "La reacción del cliente fue muy positiva: se divirtió y entendió a la perfección lo que tratábamos de explicarle. Fue una buena forma de explicar que el mundo digital no es tan complicado, que está al alcance de todos".

"Mi máxima motivación ahora es ayudar a que otros entiendan esta complejidad", comenta James, resumiendo la evolución de su trabajo con el paso del tiempo. Analizar datos para descubrir cómo influye la televisión en las búsquedas, ayudar a las empresas a pensar a escala local en el seno de una economía digital global..., el trabajo de James consiste en hacer realidad ideas brillantes y encontrar el modo de abrirse paso entre la complejidad. "Creo que las ideas poseen un enorme potencial, pero solo son útiles si uno sabe cómo utilizarlas. Por sí solas no sirven de nada".