Conocer a las audiencias a través de datos, no sólo permite contar con cifras demográficas, si no que abre las posibilidades a conocer sus gustos, preferencias, afinidad con una marca, y recuerdo de anuncio de uno u otro producto.

El hecho de que nademos en un mar de datos que se crean incesantemente, no tiene por qué suponer una desventaja para los anunciantes que saben interpretar estos datos y ponerlos a su disposición. Una correcta interpretación de los mismos permite a las personas que están detrás de la publicidad conocer a su público y no centrarse en un nicho determinado.

Prueba de ello, son las campañas que se desarrollan en YouTube como plataforma principal a través de TrueView, en la que los usuarios tienen la libertad de saltar o no un anuncio determinado. Para estudiar este comportamiento, una firma de cosmética internacional produjo tres anuncios que promocionó en YouTube a través de una campaña de TrueView. Con contenidos, presupuestos y un storytelling diferente, pudieron comprobar cómo reaccionaban audiencias de distintos segmentos de edad, y consiguieron insights específicos sobre cada una de ellas

Aunque llegaron a la conclusión de que todas las generaciones analizadas consumieron más minutos de vídeo sobre el anuncio para el que se invirtió más presupuesto, gracias al uso de Brand Lift Surveys, se pudo medir el impacto de marca y recuerdo de anuncio.

Gracias a esta campaña, los anunciantes llegaron a la conclusión de que las piezas publicitarias creadas con un presupuesto mayor y cuyo formato es más parecido a uno de televisión, gustaban más a públicos más maduros, quienes además recordaban mejor la marca. Además, se supo que el uso de roles publicitarios tradicionales como el de modelos o caras conocidas es un factor que se valora más por este tipo de público.

Sin embargo, las audiencias más jóvenes muestran mayor afinidad con la marca con creatividades que se centren en el beneficio práctico del producto anunciado, en otras palabras, que respondan a un how to concreto. Sabiendo que, según el 67% de los Millennials, YouTube es la fuente donde se puede encontrar un tutorial sobre cualquier cosa, este formato se presenta como el adecuado para satisfacerles. También se muestran más propensos a sentir afinidad con rostros no conocidos, con los que se sienten más identificados. Y este dato no sólo repercute en el visionado de los anuncios, si no que además influye en el número de clicks a enlaces en los perfiles del producto o la marca.

Otros factores que impresionan a generaciones más tradicionales, como el despliegue de medios, no impactan de la misma manera en la generación Millenial, aunque sí se considera un factor a tener en cuenta a la hora de ver un vídeo en TrueView por completo.

El storytelling es fundamental para toda pieza publicitaria, sin embargo, lo que funciona para algunos segmentos de edad no siempre tendrá el mismo éxito en otros. YouTube ofrece la posibilidad a las marcas de producir distintas creatividades para públicos diferentes basándose en los contenidos que apelan a dicho público y teniendo en cuenta sus preferencias.

Conocer a las audiencias siempre ha sido un punto clave para cualquier campaña publicitaria, y hoy en día la tecnología pone en manos de los anunciantes más información sobre ellas de la que nunca se ha tenido antes. Aprovechar este potencial y nutrirlo de la mejor creatividad es la clave para que las marcas consigan impactar a su público objetivo de la manera más eficiente posible.