La importancia de la velocidad: análisis de la percepción y la realidad de la velocidad en la Web móvil

Un estudio reciente pone de manifiesto que, a pesar de que la velocidad es de vital importancia en la Web móvil, también lo es la percepción que de ella tienen los usuarios, y ofrece a los propietarios de sitios web una serie de ideas para mejorar la usabilidad.

La velocidad es clave para los usuarios de smartphones y dispositivos móviles, que valoran mucho las experiencias rápidas y adaptables. Gracias a la amplia disponibilidad de redes Wi-Fi y datos 4G, el ritmo de crecimiento de la actividad móvil es cada vez superior. Para entender mejor cómo perciben los usuarios la velocidad en la Web móvil, hemos realizado una encuesta a 127 personas para examinar tanto la percepción como la realidad de la velocidad en distintas situaciones cotidianas.

La velocidad importa

Uno de los datos más importantes que se pretende extraer del estudio es cómo evalúan los usuarios la velocidad en comparación con otros factores que afectan a la experiencia global. Tres cuartas partes de los encuestados dijeron que lo que consideran más importante es la velocidad a la que se carga una página, en comparación con otros factores como el tamaño y la forma de la pantalla o el diseño del sitio web. Esta estadística era previsible, ya que, por lo general, el usuario no puede cumplir su objetivo hasta que el sitio web no se acaba de cargar.

Pero también hemos descubierto otra información menos obvia sobre la percepción que los usuarios tienen de la velocidad. Según los participantes en el estudio, siete de cada diez páginas visitadas se cargaron rápido, un resultado razonablemente bueno si lo comparamos con el tiempo real que tardaron en cargarse. No obstante, también descubrimos que el 75% de los usuarios que visitaron páginas más lentas seguían considerando que se habían cargado rápido.

Percepción y realidad

Este estudio sugiere que no hay una idea fija acerca de la velocidad en la Web móvil, ya que puede estar influenciada por una serie de factores más allá del tiempo que una página tarda en cargarse. Una de las primeras posibles explicaciones que surgen del estudio está relacionada con la diferencia entre el tiempo que se tarda en poder utilizar una página y el tiempo que tardan en cargarse todos sus elementos. En muchos sitios web comerciales, los elementos situados en la mitad superior de la página tienen prioridad, por lo que los usuarios pueden empezar a navegar por el sitio antes de que se carguen otras partes de la página web. Este comportamiento es cada vez más común y el número de sitios web de comercio electrónico con "desplazamiento infinito" está aumentando. Los usuarios tienden a calificar estos sitios web como rápidos, porque se pueden utilizar rápidamente, a pesar de que el tiempo de carga real sea, en comparación, más lento que el de otros sitios.

La edad es otro factor importante y parece que los usuarios más jóvenes son más exigentes con sus expectativas de velocidad. Solo un 50% de los encuestados entre 18 y 24 años consideraron que los sitios web y páginas que vieron se cargaban rápido, en comparación con los grupos de mayor edad, en los que un 70% de los encuestados opinaron lo mismo. Del mismo modo, el estado de ánimo también afecta a la percepción de la velocidad. Los usuarios más nerviosos o con prisa tienen un 50% menos de posibilidades de percibir que las páginas se cargan rápido, en comparación con aquellos que están tranquilos o no tienen prisa. Estos estados de ánimo también guardan estrecha relación con la ubicación y la sensación de calma y tranquilidad, que es mucho menor cuando los usuarios están en movimiento que cuando están sentados en casa o en el trabajo.

La velocidad logra que las cosas funcionen

Quizás la conclusión más importante del estudio es que la velocidad, o, mejor dicho, la percepción de la velocidad, es útil para los propietarios de los sitios web. El 92% de los encuestados lograron el objetivo que se fijaron en los sitios que, en su opinión, se cargaban rápido, pero solo un 73% lo lograron en los que percibieron como lentos. Es más probable que los usuarios vuelvan a los sitios web que consideran rápidos: el 95% de ellos lo haría en comparación con un 62% que no volvería a las páginas que consideran más lentas.

Dado que la velocidad parece ser cuestión de percepción, los propietarios de los sitios web tienen una buena oportunidad para cambiar de forma positiva las impresiones de los usuarios. De esta forma, los sitios web comerciales que atraen sobre todo a usuarios jóvenes pueden enfocar sus recursos a garantizar una experiencia móvil de gran velocidad. Por su parte, los sitios web que los usuarios suelen consultar cuando se desplazan pueden anticipar información basada en la hora o en la ubicación para contribuir a que su estado de ánimo sea tranquilo y relajado.

Avanzamos rápido hacia el futuro

Por último, la aparición de formatos optimizados para móviles como AMP ofrece la tentadora posibilidad de hacer coincidir la percepción con la realidad. El 63% de los encuestados consideran que las páginas AMP son más rápidas que la media, lo que sugiere que los formatos de alta velocidad son capaces de acortar los tiempos y crear una impresión positiva en muchos escenarios de uso diferentes.

Si quieres obtener consejos sobre cómo diseñar páginas web para mejorar la velocidad y el rendimiento, consulta el último Brainfood eBook fruto de la colaboración entre awwwards.com y Google.

El porcentaje de conversiones móviles de Modanisa aumenta un 91% gracias a las mejoras de usabilidad