Rapidez e innovación: TUI acaba con los silos para acelerar su sitio web

La empresa TUI in the Nordics remodela su organización y sus procesos internos a gran escala para centrarse en la velocidad de su sitio web.

Los consumidores cada vez usan más los dispositivos móviles, por lo que las empresas con objetivos claros han empezado a reconocer la importancia que tiene la velocidad de sus sitios web. Para ello, además de contar con apoyo estructural, necesitan afrontar el desarrollo con una nueva actitud. En TUI in the Nordics, sabían que debían adoptar un enfoque renovado para aprovechar esta oportunidad al máximo.

Durante un hackatón de velocidad con Google, los ingenieros Emil Wiklund y Daniel Cala de TUI obtuvieron un gran resultado que dio pie a una conversación sobre la velocidad de su sitio web. Tanto accionistas como cargos de dirección mostraron interés en el tema. "Ya estábamos pensando cómo centrarnos más en los clientes. Cuando los ingenieros empezaron a hablarnos sobre la velocidad del sitio web, nos dimos cuenta de que ajustar los precios no serviría de nada si los visitantes seguían abandonando el sitio debido a su lentitud", comenta Martin Bystedt, responsable de Experiencia de Usuario y Contenido Digital de TUI Nordic.

Es fácil asumir que los problemas de velocidad de un sitio web son responsabilidad únicamente de los ingenieros. Sin embargo, para desarrollar un proyecto de mejora de la velocidad, toda la organización debe estar de acuerdo; debe haber diálogo entre la dirección, los accionistas y los desarrolladores; es necesario acabar con los silos; y hay que implementar procesos ágiles. Sin este apoyo operativo, los proyectos de velocidad suelen atascarse en bucles de retrasos e incluso pasar al olvido. "Mejorar la velocidad del sitio web no consiste solo en escribir código", explica Martin. "Para hacerlo bien, la organización debe contar con la estructura y la actitud adecuadas".

Rapidez e innovación: TUI acaba con los silos para acelerar su sitio web

Planes de futuro

Para lograr resultados reales con los proyectos de mejora de la velocidad, tanto la tecnología como los procesos de trabajo deben evolucionar. En el caso de TUI, fue fundamental tomar algunas medidas clave:

  • Contaron con la opinión de la dirección, incluso de su CEO Alex Huber.
  • Crearon equipos multifuncionales para entablar un diálogo entre los representantes de la empresa y los desarrolladores.
  • Adoptaron una estrategia de ensayo y error.

"Todos necesitábamos cambiar nuestra forma de trabajar. Por ejemplo, los diseñadores de la interfaz empezaron a tener en cuenta la velocidad en el proceso de diseño y a innovar con los desarrolladores. Al mismo tiempo, seguimos hablando de las ventajas de la velocidad en todos los niveles de la organización para destacar su relevancia en las diferentes áreas de interés. Entre otras cosas, analizamos el porcentaje de rebote con los especialistas en SEO y las ventajas económicas con el equipo financiero. Así, conseguimos establecer un objetivo común", comenta Martin.

Para vender productos en diferentes plataformas, los responsables de tomar decisiones en las empresas deben contar con sus expertos digitales; por ejemplo, con los conocimientos de programación de los ingenieros o las recomendaciones de diseño del equipo de experiencia de usuario. Al compartir conocimientos en equipos multifuncionales, en TUI redujeron el porcentaje de rebote y los tiempos de carga, pero lo más importante fue que lograron aumentar la cohesión de grupo. "Hay que confiar en los desarrolladores porque ellos son los expertos. Tenemos que dejar que se enfrenten a los retos de la mejor forma posible y darles libertad tecnológica para resolver problemas empresariales", explica Lukas Edenfelt, responsable de Desarrollo de TUI Nordic.

Trabajo en equipo para mejorar la velocidad

Para que un proyecto de velocidad funcione de verdad, la estrategia de gestión debe ser innovadora y adaptable: los ingenieros deben contar con toda la autonomía y control posibles. Cuando se crean equipos multifuncionales, se establece un diálogo dinámico que permite tomar decisiones rápidas con aportaciones tanto de la empresa como de los desarrolladores. Hay varias técnicas de desarrollo nuevas que pueden facilitar este enfoque flexible:

  • Adoptar un sistema Kanban para que el equipo pueda centrarse en las tareas de una en una. Este sistema se basa en un método de optimización en el que el trabajo se segmenta y se presenta de forma visual en un panel para que todos los participantes puedan ver todas las fases del proceso.
  • Definir una estrategia de programación mob en la que todos los desarrolladores trabajen juntos en una sola tarea y en una misma pantalla, turnándose para utilizar el teclado. Este enfoque aporta más valor a la empresa que el trabajo individual, ya que el diálogo constante mejora la calidad, facilita el proceso de incorporación de nuevos miembros y evita problemas cuando un miembro deja el equipo.
  • Usar métricas como el tiempo de lanzamiento y el porcentaje de defectos para comprobar que el nuevo método de trabajo mejora tanto la calidad como la velocidad. Así conseguiremos también aumentar la confianza y el apoyo por parte de la empresa.
  • Cambiar a una plataforma que permita implementar cambios frecuentes en el sitio web para acortar los ciclos de lanzamiento y aplicar la filosofía de la experimentación.

"La posibilidad de implementar varios cambios al día ha sido fundamental. Los entornos de producción siempre son distintos de los entornos de prueba, especialmente con secuencias de comandos y datos de terceros". Poder hacer cambios, implementarlos, medir su impacto, volver a hacer ajustes y repetir este proceso entre 10 y 20 veces al día permite a los desarrolladores conseguir los objetivos de velocidad mucho más rápido", dice Lukas Edenfelt.

También es muy importante dedicar tiempo a la optimización de la velocidad. TUI in the Nordics ha utilizado un enfoque sistemático de la gestión del tiempo. "Acordamos que los desarrolladores podrían invertir un máximo del 80 % de su tiempo en tareas orientadas a aumentar el volumen de negocio. De esta forma, podrían dedicar el otro 20 % a tareas de mantenimiento y optimización de la velocidad", comenta Lukas.

Implementación final

Después de implementar estos nuevos procesos, TUI.se ha reducido los porcentajes de rebote en un 31 % y ha observado una disminución de los tiempos de carga en un 78 %. Estas cifras suponen una mejora significativa, no solo porque la velocidad es un importante factor de clasificación, sino porque hay muchos estudios que ponen de manifiesto una correlación directa entre la velocidad y las conversiones tanto en ordenadores como en móviles. En el caso de TUI, se observa un impacto notable en los visitantes que utilizan dispositivos móviles, ya que la tasa de conversión móvil ha aumentado un 11 % respecto a la tasa en ordenadores. A medida que los dispositivos móviles van ganando terreno, el desarrollo centrado en sus plataformas es cada vez más importante para el crecimiento de las empresas.

Según Lukas Edenfelt, el camino hacia el éxito es la colaboración. "Reúne a personas cualificadas y comprometidas de diferentes disciplinas para que trabajen juntas y lograrás resultados increíbles. Todos disfrutarán más, estarán orgullosos de lo que hacen e irán a trabajar completamente motivados".


¿Te gustaría conocer la perspectiva de un desarrollador que ha seguido estos pasos en un entorno real? Lee esta entrada de blog exclusiva de Emil Wiklund, desarrollador principal del frontend de TUI. En ella, cuenta cómo han reducido paso a paso los tiempos de carga en un 78 %.

Expedia consigue incrementar el engagement gracias a la mejora de la experiencia de usuario en dispositivos móviles