La transformación digital está acelerando la innovación empresarial y creando nuevos modelos de negocio. El Machine Learning unido al Big Data y a la nube fueron los temas tratados en el taller ‘Cloud computing: la transformación a través de los datos’, organizado por EL PAÍS Retina en colaboración con Google.

La llegada de los smartphones ha provocado un crecimiento exponencial en la generación de datos, lo que produce un volumen ingente e imposible para analizar y gestionar por el ser humano. Pero gracias a la tecnología y el desarrollo de nuevas herramientas, Google acerca el sistema de Machine Learning a las compañías para que puedan procesar, evaluar, aprovechar y aplicar toda la información útil para ellos.

El primer paso fue ordenar el Big Data, lo que se tradujo ya en una oportunidad de negocio. A partir de ahí “Google se ha propuesto organizar la información del mundo y hacerla accesible con el uso de la inteligencia artificial", expone Israel Olalla, customer engineer en Google Cloud. Poner todo esto a disposición de las empresas es una ocasión para las mismas de acelerar su proceso de innovación y cambio tecnológico. La inteligencia artificial permite a través del aprendizaje del Big Data realizar tareas de forma automática derivando en una mayor eficiencia y un valor añadido de la marca.

Los sistemas de IA utilizan redes neuronales profundas para aprender de los patrones y llegar a la predicción entrenando poco a poco a las máquinas. Se ve aplicado ya en, por ejemplo, la fotografía, logrando detectar un lugar o el contenido de una imagen o incluso el estado de ánimo de las personas que aparecen o si están relacionadas entre ellas. Una capacidad más del Machine Learning es la de diseñar filtros automáticos a partir de los textos que puedan aparecer en imágenes. "Lo estamos mejorando para poder aplicarlo sobre facturas o formularios escritos a mano, que puede ser más útil para las empresas", añade Israel Olalla sobre lo que se denomina la técnica OCR.

 El procesamiento de lenguaje natural es otro de los aspectos clave para que el sistema entienda documentos con los que tiene que trabajar. El sector jurídico es uno de los ámbitos que ya aprovecha este punto, pues les permite almacenar la información de forma automática y consultarla en tiempo real. De este modo consiguen resolver cuestiones como: ¿qué opciones hay de ganar un juicio? ¿Cuáles serían los argumentos legales más acertados en función de diversas variables? ¿Qué opciones hay de ganarlo? ¿Es mejor negociar? Las respuestas son otorgadas por el Machine Learning tras su aprendizaje, permitiendo una rápida gestión de cada caso.

 El almacenamiento de toda la información es también un aspecto importante. La transformación digital de las empresas también pasa por la utilización de las aplicaciones ‘cloud computing’. Tener todos los datos en la nube bajo fuertes sistemas de seguridad permite la automatización de las operaciones técnicas, conocer y entender mejor dicha información y reducir costes de almacenamiento. Todo con el fin de mejorar la productividad de la empresa.

 Adoptar la nube, como lugar de almacenamiento mejora la eficiencia notablemente, pero también son importantes otros aspectos. Isaac Hernández, country manager de Google Cloud para España y Portugal, está de acuerdo con identificar a los empleados que sean proactivos en el cambio digital.  Señala que para dominar el desafío de la transformación es necesario "desarrollar la cultura digital de las personas que forman parte de las organizaciones y encontrar a quienes sientan curiosidad por lo que la tecnología puede hacer por tu negocio”. Realizar la transformación digital ahora en vez de dentro de unos años puede cambiar el devenir de una empresa, convirtiéndola en puntera en su sector.