En un anuncio muy famoso de Turkish Airlines, dos de las más grandes estrellas del deporte —Kobe Bryant y Lionel Messi— compiten por acaparar la atención de un niño admirador. Después del éxito obtenido, la empresa creó una nuevo anuncio para YouTube con el título "Kobe vs. Messi: The Selfie Shootout" para continuar promoviendo la marca en Europa, Norteamérica, Oriente Medio y Extremo Oriente. El anuncio fue otro éxito arrollador: se convirtió en uno de los anuncios de YouTube en propagarse más rápido, con 77 millones de visualizaciones en solo una semana, y fue uno de los anuncios más famosos de 2013.