Condé Nast quería ofrecer a sus clientes publicitarios acceso programático al inventario, mantener un diseño premium y proporcionar soluciones nativas, creativas y personalizadas a sus clientes nuevos y existentes. Mediante DoubleClick Ad Exchange, Condé Nast pudo segmentar ubicaciones premium, desarrollar mercados privados, conseguir mayor visibilidad ante nuevos clientes, ampliar el inventario y generar ingresos.

Cada vez más clientes premium quieren acceder a nuestro inventario de forma programática.

Will Harris, director de estrategia digital de Condé Nast Publications