El distribuidor de productos cosméticos Sephora no ve los smartphones como una amenaza, sino como un imán para atraer a los clientes a sus tiendas. Cuando los clientes realizan una búsqueda de un producto en Google, los anuncios de inventario local ayudan a conseguir que visiten la tienda física. Una vez allí, los consumidores pueden utilizar la aplicación de Sephora para escanear los códigos de producto y consultar valoraciones, reseñas o compras anteriores, entre otros datos. Este enfoque de proporcionar una experiencia de servicio útil en dispositivos móviles garantiza que los clientes estarán mejor informados, más satisfechos y más dispuestos a volver a comprar en Sephora.