Rosetta Stone utilizó TrueView y el masthead de vídeo para móviles de YouTube para aumentar la notoriedad de marca y llegar a los "millennials" allí donde pasan más tiempo: en sus teléfonos. Este enfoque para móviles dual multiplicó por diez el tráfico procedente de móviles en el sitio de la marca.

Desde su fundación en 1992, Rosetta Stone ha sido el recurso indispensable para aprender idiomas de manera interactiva. Con cursos en más de 30 idiomas, Rosetta Stone sigue aprovechando la tecnología para llevar soluciones de idiomas a millones de personas en todo el mundo. Aunque históricamente sus principales clientes han sido de mayor edad, el objetivo empresarial más reciente de la marca en cuanto a consumidores son los intereses y las necesidades de los "millennials".

Para ello, Rosetta Stone utilizó TrueView y el masthead de vídeo para móviles de YouTube para llegar a los "millennials" allá donde pasan más tiempo: en sus teléfonos. Según un estudio de Google e Ipsos, los móviles son el mejor modo de llegar a los "millennials": el 98% de las personas entre 18 y 34 años indicaron que utilizan los smartphones para ver contenido de vídeo a diario, con lo que este dispositivo es la herramienta de marketing más eficaz para este grupo demográfico.

El enfoque para móviles dual de Rosetta Stone generó un aumento del 51% en los suscriptores al canal de YouTube. Además, el tráfico procedente de móviles en el sitio de la marca se multiplicó por diez. Eso representa un KPI fundamental para Rosetta Stone, porque los registros en demostraciones a través del sitio web se suelen convertir en ventas.

Una historia de marca con mucho impacto entre los "millennials"

El objetivo de Rosetta Stone era conectar con su audiencia de YouTube y aumentar su presencia de vídeo online, pero la empresa sabía que para atraer a los "millennials", la creatividad sería una parte increíblemente importante del rompecabezas. Antes del lanzamiento del masthead de YouTube durante 24 horas por parte de Rosetta Stone en septiembre de 2014, la marca creó varias iteraciones de la campaña basadas en datos de TrueView, que se utilizaron para averiguar qué creatividad les resultaba más atractiva a los "millennials".

Con la enorme afluencia de medios que inundan a los "millennials" sin parar, Rosetta Stone tenía que asegurarse de que su contenido captaba la atención de los espectadores de inmediato. Con esto en mente nació Boring Bill. La campaña se dirige a los "millennials" y les muestra cómo Rosetta Stone puede cambiar el curso de sus vidas.

Los anuncios muestran que cuando Bill sale de su zona de confort y decide aprender un idioma nuevo, Rosetta Stone transforma su vida. "Nos centramos en una creatividad que tuviera una historia y aportara sentido del humor a la marca", afirma Avantika Fraser, especialista en marketing en medios sociales de Rosetta Stone. "La creatividad muestra a los usuarios los tipos de situaciones, oportunidades y experiencias positivas que pueden surgir del aprendizaje de un idioma nuevo y lo hace de manera divertida y desenfadada". Al crear una historia graciosa que evocaba emociones y tenía impacto en los espectadores, la marca pudo acceder a las ventajas del vídeo para móviles.

La elección del momento también fue una parte importante de la estrategia. Con una iniciativa de duración tan breve, era importante atraer a la audiencia adecuada en el momento oportuno. Fraser explica que un domingo típico, "la gente pasa el día y no está sentada frente al ordenador, pero sigue utilizando YouTube".

Con los datos obtenidos del estudio de Google/Ipsos, Rosetta Stone atrajo a los "millennials" un domingo por la tarde, cuando probablemente no estaban en sus ordenadores. Las personas que ven vídeos digitales fuera del hogar también tienen 1,8 veces más de probabilidades que la media de interactuar, porque es probable que vean los vídeos con fines activos, como buscar información o explorar una afición, según indica el estudio de Google. Aunque el masthead de Rosetta Stone captó la atención de clientes potenciales, la marca continuó la interacción por medio de anuncios TrueView de YouTube, que se publicaron para espectadores interesados en los idiomas y la formación.

Una audiencia que interactúa genera resultados

El enfoque combinado tuvo como resultado la interacción global y estableció una nueva y emocionante dirección digital para las campañas futuras de Rosetta Stone. "Observamos que el tráfico a nuestro sitio web se multiplicó por diez y que las impresiones aumentaron significativamente", afirma Fraser. "También detectamos más registros e interacciones en las demostraciones, lo que en última instancia generó ventas, y esta actividad de la parte superior del embudo de conversión aumentó la notoriedad de marca. Tener contenido creativo que atrae a una audiencia amplia consigue interacción colectiva. Vimos que había muchísima gente que interactuaba con el anuncio, que lo comentaba o que indicaba que le gustaba".

La iniciativa de Rosetta Stone con TrueView y el masthead de vídeo para móviles de YouTube tuvo éxito por varios motivos. La marca utilizó datos estadísticos para precisar la plataforma en la que los "millennials" ya estaban activos y aprovechó esos datos aún más para garantizar que su creatividad les resultaría atractiva. Al posicionarse como una marca que puede ayudar a los jóvenes a alcanzar sus objetivos y metas por medio del aprendizaje de idiomas, ha podido conectar con un grupo demográfico ambicioso y hambriento de nuevas experiencias.