Con la evolución de su audiencia hacia las plataformas móviles, The Guardian se percató de que los usuarios consumían más contenido y pasaban más tiempo interactuando con la marca en las aplicaciones que en la Web. Al disponer de esta audiencia entre 10 y 20 veces más valiosa que los usuarios habituales de la Web, el periódico optó acertadamente por invertir en el desarrollo de aplicaciones con funciones nativas para móviles, como la personalización y las notificaciones. La marca utiliza las reseñas de Google Play para mejorar el producto constantemente.

Tener usuarios activos es muy importante. De hecho, en muchos aspectos, es más importante que tener muchos usuarios.

Anthony Sullivan, director de Producto de The Guardian