El relato

157 años después de su fundación, Burberry sigue reinventando su estrategia de marketing del lujo. Google trabajó con Burberry en este proyecto para replantear la manera en que las marcas ofrecen experiencias atractivas y emotivas a través de dispositivos y pantallas. El objetivo era crear una conexión emocional entre la marca Burberry y los consumidores milénicos desde el prisma de los productos de belleza. Y, al hacerlo, capturar la visión romántica del mundo que caracteriza a la marca británica.

Una carta a tus seres queridos, sellada con tu beso digital.

Burberry Kisses explora el tema universal del amor a través del beso, uno de los símbolos más emblemáticos y personales de la emoción humana. La idea, que consistía en enviar mensajes sellados con un beso real, surgió de los experimentos en tecnología de reconocimiento facial, que permite detectar el contorno de los labios de un usuario a través de su cámara web. Creamos una experiencia inmersiva en torno a este concepto utilizando tecnologías web modernas como HTML5, WebGL, CSS3 y WebP. Para añadir un toque más personal a cada carta enviada, utilizamos datos de localización. Por ejemplo, cuando los mensajes viajan hacia su destino a través de un paisaje 3D, los usuarios pueden ver los principales monumentos locales e imágenes de StreetView reflejados en los charcos, lo que hace que la experiencia sea más realista.

Los resultados

Esta campaña creó una conexión con la marca Burberry de una manera original, brindando una experiencia personal que se puede compartir y que gusta a todo el mundo. Logramos ofrecer una experiencia mágica y creativa a gran escala a través de múltiples plataformas. Navegadores como Google Chrome hicieron posible que esta fascinante experiencia funcionara en distintos dispositivos, tanto en páginas web como en formato anuncio.