El relato

Lo único que a los runners les gusta tanto como correr es hablar de ello. Por ello, Nike se asoció con WeChat para ampliar el alcance de su Nike+ Run Club al mercado chino. Al conectar con la principal plataforma social de China, Nike esperaba atraer a nuevos usuarios al club, establecer comunidades de running en todo el país y transformar las conversaciones (conocidas como el enemigo de la acción) en el mejor compañero para el running de todos los tiempos.

El mensaje es el medio. En lugar de crear una aplicación o red social más, Nike solo creó una cuenta de WeChat con la que los runners pudieran chatear de la misma forma que lo hacían todos los días con sus compañeros de running. La diferencia es que Nike+ Run Club no solo respondía con otro mensaje, sino que incluía puntos de acción para animar la carrera, como rutas y grupos de runners. En función de su ubicación los runners recibían listas de grupos para correr a las que podían unirse y se optimizaban sus datos y rutas.