El relato

Three, pionera en tecnología, salió al mercado como la primera red 3G del Reino Unido. Pero, a pesar de sus nueve millones de clientes y su cobertura del 97% en el país, muchos aún percibían connotaciones negativas y de obsolescencia. La marca dejó de comunicar para reposicionarse. Ocupaba el cuarto lugar en el mercado con una importante falta de notoriedad y afecto. Con el fin de hacer crecer su negocio y conseguir que la gente se interesara por ellos, Three necesitaba dos cosas: fama de marca y pasión por la marca. Three, que es una red creada para Internet, quería demostrar que es la empresa que mejor la conoce.

Un "moonwalking pony" digno de ser compartido.

Para dejar claro que Three es consciente de la importancia de conectar a las personas, decidió crear un soporte para las cosas tontas de Internet. Con el fin de crear expectación, lanzó "the moonwalking pony", que tuvo un gran impacto en televisión y los medios digitales. Combinó un adorable elemento de contenido televisivo con una canción pegadiza y popular, a lo que añadió la posibilidad de mezclar y compartir tus propias versiones. "The Pony Mixer" se creó como un sitio adaptativo único que funciona a la perfección en cualquier teléfono móvil, tablet u ordenador.

Los resultados

La campaña generó 1,5 millones de visualizaciones en YouTube tras el primer fin de semana y más de 10 millones hasta la fecha. El 95% de las personas que recibieron el vídeo lo compartieron con otras personas. Se generaron más de 1,3 millones de ponis a través de "The Pony Mixer". Durante los 17 días que duró la campaña, hubo 190.000 tuits con el hashtag #DancePonyDance y un total de más de 100 millones de impresiones. La percepción online positiva de la marca se incrementó en un 67% y Three convenció al mundo de que es una red creada para traerte las cosas que más te gustan.