Operación Triunfo: cómo adaptarse a las necesidades de las nuevas generaciones

Manu Quero / Octubre de 2020

Las nuevas generaciones siempre aparecen con nuevos formatos debajo del brazo. Sus necesidades y su manera de relacionarse con las marcas y su contenido cambian, por lo que es necesario conocer en qué plataformas se mueven, qué es lo que necesitan y cuál es la mejor manera de captar su atención.

Existen sectores, como el del entretenimiento, que siempre se encuentran a la cabeza de las tendencias en lo que a formatos se refiere. En el caso de Gestmusic, productora de contenidos especializada en entretenimiento, partían con una buena base: Operación Triunfo. Este programa de música, que se emite en RTVE, lidera audiencias en España, especialmente entre el público muy joven. Su larga trayectoria ha obligado al programa a adaptarse y reinventarse constantemente, y este siempre ha sabido dar respuesta a las necesidades de su público, por ejemplo, combinando televisión y digital, a través de formatos como el canal de YouTube 24 horas que hace las delicias de sus usuarios más exigentes.

Sin embargo, en su última edición, querían dar un paso más allá. Tenían como objetivo incorporar los asistentes de voz como punto de contacto con su público. Sin embargo, una pregunta les vino a la mente, ¿qué contenido podemos ofrecer que aporte valor suficiente a nuestra audiencia como para que comiencen a usar comandos de voz? Hay que tener en cuenta que los seguidores de OT ya tienen acceso a todo el contenido del programa de manera gratuita y a través de diversos canales.

La importancia de ofrecer un contenido de valor

Dar respuesta a esta pregunta es una de las claves para que las búsquedas por voz logren el éxito. Siempre hay que tener en cuenta que hay que ofrecer un contenido que motive lo suficiente al usuario como para que quiera ejecutar la acción.

En el caso de Operación Triunfo, partían de la base de saber que su público más leal es cada vez más exigente y siempre está en busca de contenido exclusivo en tiempo real. Fue en ese punto en el que se les ocurrió la idea de ofrecer información desde dentro de la Academia creando la figura del infiltrado.

De esta manera, el asistente de voz se convertía en una fuente “extraoficial” a través de un emisor que aportaba su opinión y que se complementaba con contenido exclusivo contado directamente por los propios concursantes en formato de podcast.

Personalizar al asistente y hacerlo cercano

El hecho de que la comunicación con este asistente sea de manera hablada hace necesario convertirlo en alguien cercano, darle cierta personalidad.

En el caso de Operación Triunfo tenían a la persona idónea. En ediciones anteriores, Martí, el recepcionista de la academia, se hizo famoso por su sentido del humor y su visión desapasionada del formato, lo que le hacía el personaje perfecto para ofrecer un punto de vista personal sobre el programa y lo que ocurría dentro de la academia. Un infiltrado que informa y expresa su opinión, la cual en ocasiones no coincide con la “versión oficial”. Se convierte en un contrapunto, en una segunda opinión. En una fuente que a veces destapa exclusivas o da nuevos enfoques, el tipo de contenido con el valor suficiente para su audiencia como para que activen las acciones necesarias para conseguirlo.

Comunicar su existencia y funcionamiento

Cuando se implanta un asistente de voz no basta con crear la herramienta perfecta. Es de vital importancia dar a conocer este formato y explicar a tu audiencia cómo funciona, solo de esta manera comenzarán a usarlo y podrán disfrutar de los contenidos que ofrece.

Operación Triunfo tenía la audiencia y las plataformas para hacer llegar este mensaje. Al principio de la edición se realizó un vídeo que explicaba cómo funcionaba el asistente y en redes sociales se publicaron periódicamente creatividades con las instrucciones de uso, haciendo siempre hincapié en la ‘call to action’: “Ok Google, quiero hablar con la Academia de OT”.

Gracias a esta acción el programa se reafirma como una marca de referencia en innovación digital y los resultados han impactado en un refuerzo de la imagen de marca. Para llevar a cabo la implantación de asistentes de voz es necesario trabajar de manera transversal con toda la empresa para poder conocer las necesidades de la audiencia, pero no solo eso, también es importante dar a conocer las implementaciones para que cualquier usuario sea capaz de sacar todo el provecho de ellas. Sin duda, los asistentes de voz han venido para quedarse. Las empresas deben trabajar en ello, encontrar la forma de rentabilizarlos a la vez que no se pierda el objetivo de vista: satisfacer el interés de nuestros seguidores.

Cómo El Corte Inglés ha desarrollado un modelo que predice al 80% si un usuario recurrente acabará comprando online