Antes, la televisión era lo primero en lo que pensaban los anunciantes de marcas para llegar a sus audiencias objetivo. Ahora, sus audiencias utilizan los teléfonos móviles. Vivimos en un mundo multipantalla y multiplataforma en el que uno de cada tres consumidores afirma que nunca ha tenido televisión por cable o que ya no la tiene. En consecuencia, la antigua forma de llegar a los consumidores se ha vuelto más difícil y cara. La parte positiva es que hay una forma fácil de llegar a dichos consumidores: el vídeo online.