Ahora no solo existe la oportunidad de convencer a los compradores de automóviles cara a cara, sino también desde los dispositivos móviles. Hoy en día, el comprador de coches medio se limita a visitar dos concesionarios.1 Las marcas del sector de la automoción deberían estar presentes y ser de utilidad en los momentos importantes para poder canalizar las preferencias de los consumidores e influir en sus decisiones de compra.