Los móviles representan una gran oportunidad para la comunicación de las marcas con su audiencia. Al ofrecerles una gama de opciones nuevas, las marcas pueden entender mucho mejor a sus clientes. Los profesionales del marketing estudian cómo interactuar mejor con los usuarios, no solo obteniendo datos de los smartphones, sino también de los dispositivos que se llevan puestos y de los equipos de casa.