Internet juega cada día un papel más importante en los hábitos de consumo de los españoles. Desde la búsqueda de productos o la comparación de precios hasta la realización de compras finales, su uso se ha intensificado a lo largo de todo el proceso de compra.

Para poder analizar en detalle estas tendencias es fundamental atender a factores que van desde la categoría del producto o servicio al tipo de dispositivo desde el que se conecta el usuario. En general, los españoles recurren menos a Internet cuándo buscan o compran productos muy tangibles, dónde ver, tocar y sentir resulta más decisivo en el proceso, mientras que el mundo online resulta clave para productos menos tangibles.

/

Por ejemplo, el 60% de los españoles compra sus vacaciones a través de Internet, mientras que para otras categorías como belleza, las compras sólo equivalen a un 8%.

/

La comodidad, la variedad, la logística o el precio son algunos de los principales factores que influyen en el proceso de decisión del cliente, pero la importancia de cada uno depende también de la categoría del producto. El precio es el motivo por el que se realizan el 73% de las compras en el sector seguros, sin embargo en el caso del sector ropa, la variedad en la gama y la comodidad son los factores diferenciales señalados por el 78% de los usuarios a la hora de comprar en Internet.

Descubre en esta infografía cómo se comportan los consumidores en España y las recomendaciones clave para que las empresas puedan beneficiarse de este nuevo paisaje de consumo dependiendo de su categoría.