Hace años que la tradición comercial de Black Friday y Cyber Monday en torno a la celebración de Thanksgiving saltó las fronteras de Estados Unidos. De hecho, el número de consumidores españoles interesados en encontrar productos excepcionalmente rebajados durante esos días crece año tras año, adelantando sus búsquedas cada vez más. Conocer las tendencias de búsqueda que presentan estos potenciales clientes puede ayudar a las marcas a aumentar aún más sus oportunidades de venta en estas fechas.

No es de extrañar que algunas empresas, como Media Markt, Zara o El Corte Inglés, hayan empezado a adaptar su estrategia de ventas online a esta creciente tendencia, adelantando también sus ofertas de Black-Friday. De hecho, el día previo al Black-Friday es cuando se produjo el mayor pico de este tipo de búsquedas en el 2015.

En términos de resultados, los periodos de Black-Friday y el Cyber-Monday no solo continúan estando a la cabeza en la lista de ventas en internet del año, representando un gasto de 1,170 millones de euros solo durante los días de Black Friday y Cyber Monday en España.

El rol de los dispositivos móviles y de los anuncios de Google Shopping

Observando la evolución de las búsquedas en dispositivos móviles entre el primer trimestre de 2014 hasta el tercer trimestre de 2016, es en el cuarto trimestre del año cuando las búsquedas en mobile se disparan, impulsadas por el Black-Friday y el Cyber-Monday.

Por lo que respecta a los anuncios de Google Shopping en España, los clics en este tipo de anuncios (Product Listing Ads) crecieron un 79% anualmente, observándose el mayor pico en el mes de noviembre. De esta forma, Google Shopping se perfila como una de las mejores herramientas con las que cuentan los anunciantes para sacar el máximo partido a este periodo del año, ya que permite a los internautas comparar productos entre diferentes tiendas online a través de anuncios específicos de productos integrados en las búsquedas de Google.

Un fenómeno de marca que dura una semana

De esta forma, el Black Friday y el Cyber Monday han dejado de ser un fenómeno ligado a dos días exclusivos para acabar convirtiéndose en un un evento que dura una semana entera y en la que se producen el 16% del total de búsquedas anuales.

Al mismo tiempo, y comparando las tendencias de búsqueda del mercado español con el británico, el Black Friday y el Cyber Monday en España se están convirtiendo en un fenómeno de marca donde el porcentaje de búsquedas ligadas a las marcas es mucho mayor en detrimento de las búsquedas genéricas.

Conociendo el comportamiento de los consumidores españoles durante el Black Friday y el Cyber Monday, las marcas pueden sacarle el máximo partido a sus acciones de marketing y lanzar sus estrategias con la antelación suficiente para atender esa demanda que cada año comienza antes.