Comportamiento de los viajeros españoles en 2017: desde la inspiración hasta el destino

Los viajes representan una opción de negocio para muchas empresas. Cada persona cuenta con hábitos, gustos y posibilidades diferentes a otras. Conocer su comportamiento ayuda a las marcas a optimizar sus impactos en función de las variables que se han obtenido en el último estudio

A la mayor parte de la sociedad le gusta viajar. Es una realidad. Otra verdad es que los gustos, el estatus económico o la situación familiar marcan las diferencias entre unos viajeros y otros. Analizando la forma de viajar de los españoles en 2017 se traducen las posibilidades que hay para las marcas.

Partiendo de las personas, se contemplan cinco tipos de viajes. Están los que buscan el lujo y nuevas experiencias. También los conocidos como mochileros. Ellos aprovechan toda su imaginación para sacar el máximo partido a un ajustado presupuesto.

Otro grupo lo conforman los que buscan el confort. Realizan actividades en sus viajes pero la comodidad está por encima de todo. Planifican todo con tiempo y ven los paquetes cerrados como una buena opción. Relacionados con el relax están aquellos que buscan la comodidad lowcost. Sus vacaciones se basan  en la comodidad y practicidad por encima de todo. Relajarse es lo más productivo para ellos.

travel card

Un quinto tipo de viaje muy a tener en cuenta es el denominado bleisure. Son aquellos viajes de negocios que combinan trabajo y placer, pues se aprovecha al máximo la estancia en el lugar.

Primera parada: las experiencias ganan terreno

Para analizar el comportamiento de los viajeros desde que se inspiran para viajar hasta que viven la experiencia, realizaremos una serie de paradas. En esta primera descubrimos que cada vez es más difícil encontrar viajeros que sinteticen sus vacaciones en un solo concepto: playa o montaña. Hablamos, por ejemplo, de la combinación de playa y aventura o los viajes multi ciudad.

Los viajeros están más dispuestos a gastar más tiempo y dinero en buscar una buena actividad. De hecho, casi la mitad comienzan sus viajes en un lugar diferente al de residencia y el 38% de ellos añadió este lugar como parte activa de sus vacaciones.

Segunda parada: Internet como fuente de inspiración

La inspiración del viaje es digital en su mayor parte. De hecho, el 67% de los viajeros buscan inspiración en canales digitales.

La inspiración online está llena de impactos de valor. Publicidad online, redes sociales, blogs, agencias online… el abanico es enorme y las marcas tienen su oportunidad en internet desde este momento.

Los móviles juegan un papel importante en esta fase. La interacción que este dispositivo se basa en la lectura de blogs, comentarios en fotos, redes sociales o la visualización de vídeos de YouTube de algún famoso o influencer.

Tercera parada: cómo el Social Media ayuda a la inspiración

No es de extrañar que los contenidos relacionados con los viajes que los amigos o familiares comparten en las redes sociales sean una fuente importante de inspiración. En concreto lo es para el 49% de los viajeros.

YouTube es el primer canal en inspiración y en asistencia para actividades. Hay dos momentos de esta fase cuando su papel es crucial: cuando los viajeros están considerando hacerlo y seleccionar el destino y cuando se buscan ideas de actividades para hacer en destino.

Casi uno de cada cuatro viajeros reconoce haber usado YouTube al menos una vez durante esta primera fase. El porcentaje es mayor en la generación millennial y los tipos de viajes “menos clásicos”.

 

travel card resultados

Cuarta parada: la etapa de información es aún más digital

Los canales online tienen una fuerte presencia en el proceso de información sin tener en cuenta la edad o la tipología del viajero. El 42% realiza las búsquedas sobre un viaje ya decidido únicamente online, mientras que el 44% combina online y offline.

Para los millennials, más familiarizados con los canales digitales, el canal online representa el primer lugar para informarse (74% de los usuarios). Preguntar a parientes o amigos que han hecho el mismo viaje es la segunda opción.

Quinta parada: se planifica desde el transporte y el alojamiento

El transporte hasta el destino y el alojamiento, dos componentes clave del viaje, se eligen principalmente al mismo tiempo al comienzo de la planificación. Los componentes restantes aparecen en una etapa secundaria o posterior.

Los millennials son buscadores activos de ocio (excursiones de un día o entradas para espectáculos), mientras que los de la Generación X buscan con mayor asiduidad comidas y coches de alquiler. Los baby boomers son más propensos a buscar un seguro de viaje.

Los viajes a múltiples ciudades y los destinos exóticos son los dos tipos de viajes con búsquedas más altas de servicios adicionales, como guías turísticas.

Sexta parada: compra por separado de componentes

¿Paquete vacacional o soluciones personalizadas? Dos tercios de los componentes de un viaje se compran por separado (excursiones, alquiler de coche, etc.). Uno de cada tres viajes tiene todos o parte de sus componentes comprados como paquete. Los paquetes están asociados a un gasto mayor que los componentes por separado.

La diferencia básica entre elegir comprar un paquete o componentes separados es la actitud del cliente. La personalización es el principal impulsor para aquellos que compran componentes por separado. De media se adquieren ocho componentes de viaje.

Séptima parada: lo digital como estándar de compras de viajes

Internet es ya un ecosistema habitual de compra en lo referente a viaje. El 82% de los viajeros ha comprado al menos un componente online. Transporte, alojamiento, parking en el aeropuerto y alquiler de coche son los que más se adquieren por internet.

De ellos el 24% ha utilizado su teléfono móvil para hacer la compra, aunque el ordenador sigue siendo lo más utilizado para este tipo de adquisiciones.

Octava parada: los viajeros quieren ser asistidos en la compra

Las actividades en destino (lugares recomendados, excursiones de un día, tickets) y logística (transporte en destino, traslados, seguro) son los servicios con mayor potencial para ser vendidos por adelantado. Las marcas pueden aportar valor añadido a sus productos teniendo en cuenta que al 33% de los viajeros les hubiera gustado que les ofrecieran un servicio adicional por adelantado.

La experiencia en el destino

Uno de los hábitos que más se realizan cuando se llega al extranjero es comprobar la tarifa de datos de móvil. La mitad de los viajeros usa su propia tarifa, mientras el el 37% sólo utiliza el WiFi.

Para el traslado, sea cual sea el destino, el 73% de los viajeros utiliza el avión. Más de la mitad de viajeros se decantan por compañías low cost, sobre todo en viajes domésticos. Una vez en destino, los hoteles de 4 estrellas son los más seleccionados, seguidos de los que tienen entre 1 y 3 estrellas y los apartamentos (por agencia). La mitad pasa fuera entre 4 y 6 noches.

Las marcas tienen una oportunidad a la hora de ofrecer productos para dos. Los viajes en pareja mantienen una tendencia creciente, alcanzando ya el 63% sobre el total.

En definitiva vemos cómo los viajeros españoles son cada vez más digitales en la configuración de su viaje. Plataformas como YouTube representan un importante espacio para que las marcas se expresen y ofrezcan contenidos de calidad que, además, son demandados por los propios viajeros. En 2017 navegar por la Red ya es también viajar.

Compras, finanzas y viajes: el papel de los sitios web y las aplicaciones móviles en el proceso de compra