Los automóviles alternativos generan cada vez más interés gracias a la rápida evolución de la tecnología, la disminución de costes, las nuevas regulaciones de emisiones de CO2 y a la inversión e incentivos por parte de los gobiernos. Todo conduce a una nueva ocasión de negocio en un mercado en transformación.

Los vehículos eléctricos aparecen como el medio de transporte del futuro, pero cada vez están más presentes. Pronto los fabricantes contarán con al menos un vehículo cero emisiones en su flota, pues se trata de una oportunidad de negocio cada vez más tangible. Para entender mejor el mercado de automóviles alternativos es importante conocer el producto. En la actualidad los fabricantes trabajan en los híbridos eléctricos (HEV), que combinan un motor de gasolina con uno pequeño eléctrico que se carga con el motor y el freno, e híbridos eléctricos enchufables (PHEV), cuya carga es mediante fuente externa y tiene cierta autonomía en modo eléctrico. También están los BEV que funcionan completamente con batería eléctrica y los REEV, con un motor eléctrico al que añaden otro de gas para aumentar la autonomía.

Una vez conocido el producto ya se pueden poner números. Atendiendo a las cifras obtenidas tras comparar el primer semestre de 2015 respecto al de 2016, se comprueba que son China y Europa las que impulsan este mercado. En el caso del gigante asiático el crecimiento fue de un 128%, más que cualquier región. En Europa son muchos los mercados que se desarrollan con fuerza, pero en Países Bajos y Dinamarca ensombrecen el panorama con la modificación de los incentivos por parte de los gobiernos. En cualquier caso, el Viejo Continente ha crecido un 21% en este sector durante el periodo de tiempo estudiado. En el caso de Estados Unidos fueron Tesla, General Motors y Ford la principal fuente de un aumento quellegço a un 18%.

En cualquier caso, las ventas representan una tendencia al alza tanto a nivel mundial como en España. Si bien es verdad que en una visión global las ventas aumentaron semana a semana en el periodo estudiado entre 2015 y 2016. Fue en diciembre de este último año cuando se superaron las 100.000 unidades vendidas en un solo mes. En el caso de nuestro país no ha sido hasta 2015 cuando la tendencia creciente se ha consolidado, pues en algunos meses de 2014 las ventas fueron menores que en el mismo periodo de 2013.

¿Qué es lo que más interesa interesa al público?

Teniendo en cuenta los niveles de búsquedas, son los eléctricos los que acaparan un mayor interés en España: el 72% respecto al 27% de los híbridos. El reparto de la cuota es muy similar al estatus global. El interés en este tipo de automóviles, al igual que ocurre con las ventas, está en auge. A nivel nacional el volumen de búsquedas ha crecido de 2016 a 2017 un 30%. Un ejemplo de las consultas con mayor aumento son las de “mejor coche eléctrico 2017” y “renting coche eléctrico”, con un crecimiento del 100%.

Este progreso en el interés va de la mano del uso de los dispositivos móviles para buscar información sobre automóviles alternativos, pues las consultas desde móvil aumentaron un 51% de 2016 a 2017. Ya la mitad de las consultas se realizan a través de este dispositivo.Por el contrario, a nivel mundial el crecimiento de las búsquedas en el móvil fue de un 35%.

El mercado de los vehículos alternativos tiene nombre y apellidos; y no son otros que los de las marcas y modelos que apuestan por las bajas (o cero) emisiones de CO2 a la atmósfera. BMW domina claramente el interés del aspiracional car con el i8 y, en menor medida, el i3. Mientras el Prius de Toyota es el primero en coches híbridos en modelos generalistas y el segundo en interés global. El buque insignia de Tesla, el modeol S, es el tercero. Esto sugiere un interés latente por un vehículo puramente eléctrico.

Existen otras variables técnicas que están en la mente de los usuarios a la hora de hacer consultas y que resultan muy habituales. El consumo/kilometraje es el principal interés, ya sea para tratar de ahorrar costes o por preocupación por el alcance limitado. Otros intereses relevantes son la potencia, el espacio y la fiabilidad. También existe un apartado de carácter personal en torno a estos modelos: la tecnología y la música son los principales, lo que sugiere que hablamos de un público joven. Deportes y familia son otros temas de interés. Por el contrario existen barreras en la consideración, entre las que destacan el precio, el alcance, el mantenimiento, la fiabilidad y el rendimiento. Son factores que las marcas han de trabajar a la hora de comunicar sus productos.

¿Cómo es la audiencia que está detrás de los intereses?

El target del vehículo eléctrico y de los híbridos enchufables en su mayor parte por hombres de mediana edad que no son padres. Se trata de personas entusiastas de un mundo sostenible, apasionados por la tecnología y la búsqueda de emociones. En menor medida son amantes de los automóviles de gama alta y seguidores de las noticias de negocios.

Una vez identificados los intereses y las audiencias, es el momento de reconocer las oportunidades y definir el mercado futuro. A medida que los coches eléctricos ganan en popularidad y los costes bajan, la audiencia está creciendo entre los concienciados con el medio ambiente, entendidos en tecnología y consumidores de altos ingresos. Los eléctricos están pasando de ser el segundo coche del hogar a ser el primero y para la próxima generación de compradores la adquisición será una consideración equilibrada. Por todo ello hay que saber cómo trabajar el mercado reconociendo las oportunidades:

El cambio en el mercado también supone un desafío para los concesionarios ante unos clientes cada vez más exigentes que exigen más un conocimiento profundo de un producto que ofrece menor rentabilidad al vehículo tradicional. Reforzar el servicio postventa es fundamental para ganar volumen de negocio. Existen además formas de participar en el ecosistema del automóvil alternativo: fomentando los actuales incentivos, invirtiendo en infraestructura y asociándose para desarrollar nuevos programas e incentivos. Aprovechar esta oportunidad y adelantarse a la competencia es un valor añadido a las marcas para posicionarse como referencia en el sector.