Las 3 claves de la visibilidad de los vídeos: experiencia, emplazamiento y reproductor

El vídeo es uno de los formatos publicitarios más atractivos para los usuarios, pero, como ocurre con cualquier otro tipo de anuncio, tienen que verlo para que sea eficaz.

Aumentar la visibilidad de los anuncios de vídeo (las oportunidades de que los usuarios lo vean) no es positivo solo para los anunciantes y los editores, sino para todo el ecosistema publicitario: los anunciantes obtienen mejores resultados, la demanda y los ingresos de los editores aumentan, y los consumidores disfrutan de una mejor experiencia de visualización. Los anuncios de diseño adaptable que se reproducen en pantalla y se cargan rápidamente atraen la atención de los usuarios.

Las 3 claves de la visibilidad de los vídeos: experiencia, emplazamiento y reproductor

En nuestro reciente informe sobre el estado de la visibilidad de los anuncios, descubrimos que la visibilidad media de los anuncios de vídeo en los sitios web de los editores, sin incluir YouTube, es del 66 %. Sin embargo, en todo el mundo, el porcentaje de visibilidad de los anuncios de vídeo que se muestran en YouTube desde la Web y aplicaciones es del 95 %. Si bien ese porcentaje ha mejorado en el conjunto de los sitios web de editores, todavía hay margen de mejora de esta cifra en todos los dispositivos, plataformas y tipos de contenido. De hecho, mejorar la visibilidad de los anuncios de vídeo de un 50 % a un 90 % se puede traducir en un incremento de los ingresos de más de un 80 % (de media, entre sitios web para ordenadores y para móviles).1

A la hora de mejorar la visibilidad de los anuncios de vídeo, hay ciertos aspectos técnicos y de diseño que se deben tener en cuenta. En Google, hemos identificado los 3 aspectos clave que influyen en la visibilidad de los anuncios de vídeo in-stream, que se publican directamente en la emisión de contenido del reproductor de vídeo del usuario.

Las 3 claves de la visibilidad de los vídeos: experiencia, emplazamiento y reproductor

1. Experiencia

Ofrecer una experiencia de visualización excelente, en la que las páginas y los vídeos se carguen rápido, no es algo que solo valoren positivamente los usuarios, sino que también puede hacer que tu inventario de vídeo resulte más atractivo a los anunciantes. Considera la posibilidad de incluir una sección exclusivamente dedicada a vídeos en tu sitio web o aplicación. Dirigir el tráfico directamente a los vídeos suele traducirse en más visualizaciones tanto de los vídeos como de los anuncios que incluyen.

Mejorar la velocidad de la página y optimizar el contenido en las plataformas también marca la diferencia. Cuando un vídeo se carga más rápido, se reduce la probabilidad de que el usuario lo abandone antes de que este y el anuncio se comiencen a reproducir. Como las personas pasan cada vez más tiempo usando sus dispositivos móviles, optimizar el contenido para ese formato con diseños adaptables cobra cada vez más importancia.

2. Emplazamiento

Un buen emplazamiento de los vídeos contribuye considerablemente a mejorar la visibilidad de los anuncios de vídeo. Si los usuarios no pueden encontrar tus vídeos, no los podrán ver. Para que las personas puedan encontrarlos fácilmente, identifica en qué partes de tu sitio web pasan más tiempo los usuarios y sitúa los reproductores allí.

Si no puedes identificar patrones claros o no hay datos disponibles al respecto, sitúa los vídeos en ubicaciones óptimas de tus aplicaciones o páginas de tu sitio web. Si bien es más probable que los usuarios vean los vídeos situados en la mitad superior de la página, nunca está de más considerar la posibilidad de situarlos en la mitad inferior.

3. Reproductor

Las expectativas de los usuarios en cuanto a la experiencia de reproducción de vídeos son cada vez mayores. Si aumentas el tamaño del reproductor de vídeo, es probable que la visibilidad de tus anuncios de vídeo mejore.

Usar reproductores de gran tamaño en el inventario de vídeo in-stream puede marcar una gran diferencia. El porcentaje de visibilidad medio en los reproductores de vídeo de 2560x1440 píxeles es del 95 % y en los de 854x480 píxeles es del 88 %. Si tienes pensado usar vídeos de reproducción automática, es importante que sigas las prácticas recomendadas, como hacerlo solo si el reproductor de vídeo se puede poner a pantalla completa. También ten presente que los usuarios probablemente cierren inmediatamente los sitios web o las aplicaciones que tengan anuncios de vídeo que se reproduzcan con sonido por defecto.

Seguir estas recomendaciones puede aumentar considerablemente la visibilidad de los vídeos y, por lo tanto, mejorar la experiencia de los anuncios de vídeo para los usuarios, anunciantes y editores.

YouTube ha demostrado su eficacia a la hora de incrementar las ventas de Snickers