Consejos para mantener el contacto de los equipos al trabajar de forma remota

Anuj Chandarana / Abril de 2020 / Content Marketing

La situación actual está obligando a los responsables de marketing a replantear por completo sus estrategias. Para algunos, esto también incluye encontrar formas de mantener el contacto y fomentar una cultura que siga motivando a los miembros de sus equipos ahora que trabajan desde casa.

En momentos de gran presión, es fácil pasar por alto los aspectos que contribuyen a fomentar la comunicación y mantener la motivación de los empleados. Sin embargo, estoy convencido de que invertir en los trabajadores puede ayudarnos a crear plantillas más fuertes e inclusivas, lo que a su vez dará las herramientas necesarias a los empleados y a las empresas para sortear la incertidumbre.

Como parte de un equipo de Google, en este caso Google Canadá, quiero compartir contigo estos tres principios básicos que estamos aplicando para seguir en contacto en este periodo de incertidumbre.

Tres principios básicos que aplica Google para mantener el contacto

Consejos para mantener el contacto de los equipos remotos

Da prioridad a los empleados

Haz que los empleados sientan tu presencia, aunque no trabajéis en el mismo espacio físico. No todo el mundo se adapta igual al hecho de trabajar desde casa. Algunos lo hacen enseguida, pero para otros puede ser difícil porque les cuesta separar el trabajo de la vida personal, o porque la situación les genera soledad o mucho estrés si tienen que trabajar teniendo la familia al lado. Déjales claro que su bienestar y su equilibrio emocional son la máxima prioridad y que pueden contar contigo para lo que necesiten durante este proceso de adaptación.

Debes reconocer que son tiempos emocionalmente difíciles y que cada situación es única. Si bien siempre es importante ofrecer a los empleados el espacio y la flexibilidad que necesitan para cuidarse y cuidar de sus familias, ahora es fundamental.

El mindfulness y el ejercicio físico pueden ayudar a los miembros de tu equipo a sobrellevar esta tensión añadida y a mantener la concentración, lo que les permitirá gestionar la carga de trabajo o adaptarse a las nuevas prioridades más fácilmente.

No tengas reparos en recomendar cosas que te están siendo útiles. Podemos ayudarnos mutuamente para encontrar la fuerza y las ideas que ahora mismo necesitamos. Y, en este sentido, la sinceridad puede ser muy útil. Si debes ausentarte un momento para llevar la compra a un amigo desvalido, o simplemente necesitas un poco de tiempo para cargar pilas, no te limites a decir a tus compañeros que estarás fuera durante un par de horas; explícales por qué.

Las rutinas pueden contribuir a proporcionar la estabilidad que tanto necesitamos en estos momentos, y ayudar a los empleados a mantenerse informados y en contacto.

Crea rutinas

Las rutinas pueden contribuir a proporcionar la estabilidad que tanto necesitamos en estos momentos, y ayudar a los empleados a mantenerse informados y en contacto. En esta fase de transición, es clave establecer prioridades. Ahora mismo tu principal prioridad debería ser ofrecer a los empleados las estructuras necesarias para adaptarse a su nuevo entorno y no perder la concentración, en un momento en que la naturaleza humana les puede llevar fácilmente a distraerse o desconectar.

En Google, estamos pidiendo a nuestros directivos que intenten mantener las rutinas existentes para proporcionar entornos de trabajo estructurados a pesar de la ambigüedad de la situación. Ahora los eventos semanales, como las reuniones de equipo, las reuniones de todos los equipos comerciales y las reuniones informales de cada oficina, se hacen a través de Hangouts Meet.

Los responsables de equipo también hacen breves reuniones matinales para definir las prioridades del día, comprobar que todo el mundo esté bien y compartir los progresos destacables de los proyectos para que los equipos empiecen el día motivados y con ganas de participar. Google ofrece la edición Enterprise de G Suite de forma gratuita hasta el 1 de julio del 2020 para que las empresas tengan acceso a herramientas de colaboración como Documentos u Hojas de cálculo, y puedan organizar reuniones de hasta 250 personas a través de videoconferencias de Hangouts.

Dedica un tiempo a animar y motivar a los empleados

Dedica un poco de tiempo a celebrar los logros del equipo, por pequeños que sean. Así, el trabajo no parecerá una sucesión de tareas interminable. Estos días, en las agendas de los empleados vemos muchas más reuniones informales, ya sean para hacer un café virtual o una sesión de trabajo online con un compañero.

El equipo de análisis de personal de Google lleva varios años estudiando en profundidad las dinámicas de equipo y su contribución a la eficacia del trabajo. Estos estudios han revelado que el modo como un equipo trabaja en colaboración puede ser decisivo y que la "seguridad psicológica" (es decir, saber que se puede correr un riesgo o ser vulnerable sin que se nos juzgue o menosprecie) es un aspecto sumamente importante, independientemente de si los miembros del equipo trabajan o no en la misma ubicación.

También se han analizado equipos que trabajan en distintas ubicaciones y se ha visto que los más eficaces son los que han hecho todo lo posible para que los trabajadores puedan estar en contacto, mantenerse en contacto y sentir que están en contacto. Por ello, debemos dedicar más tiempo a pensar en el modo en que establecemos este contacto. En las videollamadas, ten en cuenta cuestiones logísticas, como las zonas horarias y las funciones de chat de vídeo, y evita ir directamente al tema del que quieres hablar. Es mejor que empieces las reuniones con una anécdota personal, por ejemplo contando cómo llevas el hecho de estar en casa con los niños o cómo estás ayudando a personas vulnerables de tu familia o tu comunidad. Reconoce los progresos que haya hecho un empleado en un proyecto difícil o da las gracias a alguien por haber hecho lo imposible para conseguir un buen resultado. Haz que los demás sientan tu presencia.

Soy consciente de que trabajar de forma remota puede cambiar el modo en que interactúamos con nuestros compañeros, pero esto no significa que tengamos que trabajar solos. Si damos prioridad a los empleados, mantenemos un entorno de trabajo mínimamente estructurado y dedicamos un tiempo a animarnos mutuamente, podemos contribuir a fortalecer la plantilla y ayudar a los empleados y al negocio en estos momentos de incertidumbre.

El poder de la Generación C: cómo conectar con tus mejores clientes