No hace falta ser una gran empresa para tener presencia internacional

Hasta no hace mucho, la actividad de las pequeñas empresas quedaba restringida por las fronteras del país en el que cada una de ellas operaba. Por el simple hecho de ser pequeñas, se veían reducidas al ámbito local o, en el mejor de los casos, regional. Sin embargo, Internet y el acceso a herramientas digitales lo han cambiado todo, y el concepto de pequeña empresa ha cobrado un nuevo significado. Hoy en día, no hace falta ser una gran empresa para tener presencia internacional.

Más de un tercio de los clics en anuncios de Google publicados por empresas estadounidenses provienen del extranjero

Las herramientas online han permitido a los profesionales del marketing cruzar esas fronteras geográficas y ofrecer productos y servicios a cualquier persona y en cualquier lugar. Lo vemos reflejado en nuestras propias plataformas. Más de un tercio de los clics en anuncios de Google publicados por empresas estadounidenses provienen del extranjero. Más del 60 % del tiempo de visualización medio de contenido de YouTube producido por creadores estadounidenses procede de fuera de EE. UU.

La demanda existe: solo hay que encontrarla.

Para las empresas que quieren exportar sus productos, conocer las tendencias del mercado es el punto de partida y, con frecuencia, también el principal desafío. Como directora de Grow with Google, una iniciativa que ayuda a personas de todo el mundo a ampliar sus competencias, a progresar profesionalmente y a internacionalizar sus negocios, trato a menudo con pequeñas y medianas empresas. Estas entidades disponen de poco tiempo y de unos recursos limitados. La mayoría de ellas no cuenta con el presupuesto necesario para realizar grandes estudios de mercado.

El acceso a herramientas de marketing digital (…) puede cambiar el rumbo de una empresa.

Si es tu caso, Google ofrece herramientas como Market Finder que pueden ser una solución ideal para tu negocio. Market Finder proporciona datos económicos de diferentes países e información acerca de las tendencias de búsqueda y los comportamientos de compra locales, así como un índice de facilidad para hacer negocios según la región.

El acceso a esta información valiosa a nivel internacional puede ayudar a los profesionales del marketing a responder de forma más rápida a las necesidades de los clientes. Además, la posibilidad de acceder a herramientas de marketing digital, que a veces son la única opción útil que tienen las empresas pequeñas o emergentes, puede cambiar el rumbo de una empresa.

Lo hemos comprobado con nuestros informes de impacto económico, que destacan la actividad de empresas pequeñas que comercializan sus productos a escala mundial al tiempo que ejercen una influencia positiva en las comunidades locales.

Por ejemplo, Strider Sports International, Inc., un fabricante de bicicletas de Rapid City (Dakota del Sur, EE. UU.), ha vendido 2,5 millones de bicicletas en 78 países utilizando plataformas digitales como YouTube para llegar a clientes internacionales. Casi la mitad del total de ventas de la empresa proviene de las exportaciones.

Del mismo modo, The Bow Tie Club utiliza anuncios online para impulsar la demanda a nivel mundial. Esta empresa con sede en Gaithersburg (Maryland, EE. UU.) ha vendido más de 30.000 pajaritas en 50 países. Las exportaciones representan el 20 % de su volumen de negocio, y la marca invierte todo su presupuesto de publicidad internacional en Google Ads.

Si la actividad disminuye en un mercado, otros muchos mercados están disponibles a tan solo unos clics.

Poder introducirse en mercados internacionales mejora la rentabilidad de las pequeñas empresas y las hace más competitivas e innovadoras. Además, permite a los profesionales del marketing adoptar estrategias más sólidas y flexibles. Si la actividad disminuye en un mercado, otros muchos mercados están disponibles a tan solo unos clics. Estamos viviendo una época emocionante para los responsables de marketing. Si cuentas con los datos adecuados, tendrás más oportunidades que nunca de conectar con más clientes y entrar en nuevos mercados internacionales.

CarPrice impulsa las ventas gracias a YouTube y al remarketing en la Red de Display de Google