Sigue estos seis consejos para hacer mejores videollamadas mientras trabajas en casa

Alexa Schirtzinger / Marzo de 2020 / Tecnología Emergente

El COVID-19 sigue afectando a nuestras comunidades de distintas formas. Para muchos, el teletrabajo es su nueva realidad. Por eso, Google ha implementado el acceso gratuito a las funciones avanzadas de videoconferencia de Hangouts Meet para los clientes de G Suite de todo el mundo hasta el 1 de julio del 2020. A continuación te damos algunos consejos para hacer videollamadas productivas que ha compartido la responsable de Marketing de Producto de G Suite. Este artículo se publicó originalmente en The Keyword.

Si tienes hijos y trabajas, como yo, la flexibilidad es clave. Y, si a veces trabajas desde casa, la tecnología es lo que te da esa flexibilidad. A veces, mis hijos se ponen enfermos o necesito que un fontanero venga a casa a arreglar el baño. Tengo la suerte de poder trabajar de forma remota en una época en la que las videoconferencias son una buena manera de asistir a reuniones diarias.

No obstante, las videoconferencias no siempre son fáciles. Los niños se te suben encima, el perro ladra y hay ruido de fondo. Ya sabes a lo que me refiero. He vivido momentos incómodos y he cometido muchos errores, pero también he aprendido algunas cosas. Estos son mis consejos para hacer videollamadas desde casa.

Cuando estés haciendo una llamada, piensa en lo que te rodea, como el fondo que tienes detrás.

Consejo 1: Elige el entorno adecuado

Cuando quiero hablar de un tema complejo o recopilar ideas, las videoconferencias son más eficientes que usar el chat o el correo electrónico. Además, me permiten conocer a miembros de mi equipo que están en otras zonas horarias. Sin embargo, cuando haces una llamada, tienes que pensar en lo que te rodea, como el fondo que tienes detrás. Elige una pared lisa y evita ventanas por las que pueda entrar mucha luz desde atrás. Si usas un portátil, colócalo en una superficie firme. Una vez hice una videollamada con el portátil en mi regazo y, al final, el otro participante me dijo que el sutil movimiento de la pantalla había sido realmente desconcertante.

Consejo 2: Invita a quien quieras cuando quieras

Las videoconferencias no siempre tienen que estar programadas. Si estás teniendo una conversación demasiado larga por correo electrónico, puedes organizar rápidamente una reunión e invitar a otros usuarios externos o de tu organización para que se unan. Hangouts Meet crea automáticamente códigos de llamada internos para que los usuarios puedan usar el teléfono desde cualquier sitio. Además, puedes invitarlos a través de un evento de Google Calendar, por correo electrónico o por teléfono. Consulta nuestro Centro de Ayuda para empezar.

Consejo 3: Si no escuchas bien, activa los subtítulos

Si estás en un sitio con mucho ruido y no tienes unos auriculares buenísimos, puedes usar la función de subtítulos instantáneos de Meet para transcribir la conversación en tiempo real (como si fueran subtítulos de la televisión). Usa este enlace para empezar.

Para compartir solo lo que tú quieras, presenta una sola ventana en lugar de la pantalla completa.

Consejo 4: Comparte solo lo que quieras compartir al hacer una presentación

Tú también has compartido tu pantalla y, de repente, todos los miembros de la llamada han podido leer tu correo? Para compartir solo lo que tú quieras, presenta una sola ventana en lugar de la pantalla completa. Echa un vistazo a esta función.

Consejo 5: Cambia el diseño de la pantalla para saber qué pasa en la oficina

Una de mis funciones favoritas de Meet es poder cambiar el diseño de las videollamadas. Si alguien está mostrando diapositivas, pero hay un debate intenso en la oficina, puedes cambiar el diseño para centrarte en las personas de la oficina en vez de en la presentación. Consulta cómo hacerlo.

Consejo 6: Sé realista

Todo el mundo tiene vida fuera del trabajo. Según la cultura de tu lugar de trabajo, puede que sea aceptable o incluso bueno que muestres un poco de tu vida "real", por ejemplo, dejando que tus hijos saluden a cámara o comiendo si llevas todo el día haciendo llamadas. Mostrar un poco de tu vida puede ayudarte a forjar relaciones más estrechas con tus compañeros de trabajo y provocar empatía por tu situación fuera del trabajo.

Si tú también tienes algún consejo para hacer videollamadas, nos encantaría saberlo. Envíanos un tuit a @gsuite.

Coronavirus: How Google is helping