Cuatro formas de mantener el espíritu de comunidad trabajando desde casa

Jessica Peterson / Junio de 2020

Es muy probable que estés leyendo este artículo desde la oficina que te has montado en casa. Aunque no sea la primera vez que trabajes de forma remota, seguramente nunca lo hayas hecho durante tanto tiempo. Los consejos para aumentar la productividad trabajando desde casa son infinitos. Sin ir más lejos, en las últimas semanas nosotros también hemos publicado varias guías al respecto. No obstante, aunque hayas habilitado un espacio de trabajo en tu casa, creado una rutina y encontrado la manera de combinar tu trabajo y las horas extra que haces ayudando a tus hijos con la escuela, puede que sigas teniendo una ligera sensación de soledad.

Lo cierto es que pasamos gran parte de nuestras vidas en el trabajo. Y la socialización que hacemos allí es un aspecto muy importante de la vida de la oficina, que hace que el trabajo sea más agradable y productivo.

El equipo de análisis de personal de Google lleva varios años estudiando en profundidad las dinámicas de equipo y su contribución a la eficacia del trabajo. Estos profesionales también han analizado equipos que trabajan en distintas ubicaciones y han visto que los más eficaces son los que han hecho todo lo posible para que los trabajadores puedan estar en contacto, mantenerse en contacto y sentir que están en contacto.

Pero, ¿cómo podemos mantener este espíritu de comunidad si cada uno trabaja desde su casa? Hay muchos recursos y prácticas recomendadas para mantener el contacto y la productividad en los equipos remotos, pero nosotros también queremos analizar el lado más humano de esta situación. No en vano, en Google tenemos fama de fomentar el contacto y el buen ambiente en el trabajo. Así pues, no es de extrañar que los equipos de nuestra empresa se estén esforzando por mantener este espíritu aunque ahora nos toque trabajar desde casa. Aquí tienes algunos consejos.

Cuatro consejos para fomentar el espíritu de comunidad trabajando desde casa

Cuatro formas de mantener el espíritu de comunidad trabajando desde casa

Conocerse mejor para optimizar la dinámica del equipo

Muestra tu espacio de trabajo. Tanto si trabajas en el sofá o en la mesa de la cocina, como si tienes una oficina en toda regla, dejar que tus compañeros vean qué hay más allá de los tres metros de pared que se muestran en una videoconferencia es una manera muy eficaz de forjar relaciones y, tal vez, de crear cierta empatía.

Igualmente, interrumpir la agenda de trabajo para hacer una pausa para comer o un descanso virtuales puede contribuir a la socialización de los distintos miembros del equipo. Estos momentos también te servirán para presentar a tus hijos o tus mascotas, algo que difícilmente podrías hacer en una oficina real. Si una reunión es demasiado intensa, mostrar fotos de tus hijos o de tus mascotas puede ser una buena manera de conseguir mantener la atención de todo el mundo.

Compartir aficiones comunes para reforzar la relación

Clases de cocina, clubs de lectura, clubs de cine… Tus compañeros y tú podéis tener muchas aficiones en común. Podrías proponer que todos os leáis el mismo libro, veáis la misma película o hagáis la misma receta. Estos momentos de descanso virtuales no tienen por qué ser totalmente pasivos. Algunos de nuestros equipos los están aprovechando para aprender a preparar cócteles con y sin alcohol, y uno incluso hizo una clase de cocina virtual. No es solo una manera de tener ocupado al equipo; también permite que sus miembros se conozcan mejor.

Si crees que hacer una videoconferencia durante mucho rato es demasiado, siempre puedes usar Netflix y el chat. Netflix Party es una extensión de Chrome que permite sincronizar la reproducción de vídeo con otras personas y añadir el chat de grupo a tu experiencia de Netflix. Así, podrás hacer visualizaciones en grupo con tus compañeros.

Conocerse jugando

Las competiciones amistosas son una forma fantástica de forjar relaciones. Participa en un pequeño karaoke online. Con Freddie Meter, por ejemplo, sabrás si eres capaz de cantar las canciones de Queen. Si ves que no estás a la altura, puedes guardarte los resultados, pero no hay nada malo en compartirlos con tus compañeros. ¿O es que crees que hay alguien capaz de igualar a Freddie?

Los juegos de preguntas y respuestas son otra opción, sin olvidarnos de los juegos de mesa tradicionales. Aunque muchos ahora también están disponibles online en formato digital, muchas personas están aprendiendo a jugar a juegos de mesa reales a través de chats de vídeo.

Si buscas algo un poco más movido, puedes probar con retos físicos como las carreras de bicis virtuales.

Si damos prioridad a los empleados, mantenemos un entorno de trabajo mínimamente estructurado y dedicamos un tiempo a animarnos mutuamente, podemos contribuir a fortalecer la plantilla.

Mostrar gratitud y aumentar la productividad

Por último, recuerda lo importante que es ser amable con los demás. La situación actual seguramente es estresante para todo el mundo. Aunque tu lugar de trabajo no sea el más propicio para mostrar emociones, algo tan sencillo como reconocer los logros de tus compañeros puede dar grandes frutos y contribuir a aumentar la productividad. Un equipo de Google de uno de los mercados asiáticos ha creado un muro de gratitud virtual, donde se puede dar las gracias a los compañeros por haber completado un proyecto, por no dejar de luchar o por cualquier otra cosa por sencilla que sea. Este muro también puede servir para algo tan simple como mandar un saludo a alguien al empezar una reunión.

Si damos prioridad a los empleados, mantenemos un entorno de trabajo mínimamente estructurado y dedicamos un tiempo a animarnos mutuamente, podemos contribuir a fortalecer la plantilla. Por más llenas que estén nuestras agendas, el hecho de mantener el contacto nos hace sentir más acompañados y alivia nuestra mente, nuestro cuerpo y nuestro espíritu.

Jessica Peterson.jpg

Jessica Peterson

Director of U.S. Go to Market at Google