La transformación digital: Cómo avanza según el ritmo y la capacidad de adaptación de las personas y las organizaciones

Patricia Yuste es Head of Performance en Making Science y lleva más de 12 años trabajando en la transformación digital de las empresas de diferentes sectores como Cuca, Legálitas, Universidad Europea o AbbVie. En ellas ha desarrollado diferentes funciones, pero siempre relacionadas con el entorno del marketing y la transformación digital. Actualmente, gestiona campañas 360 para los clientes de la consultora: Paid Search, Paid Media, Paid Social, programática, entre otros. Su pasión coincide con su ocupación, por lo que para ella es natural estar constantemente pensando en innovaciones que desarrollar en equipo. En esta ocasión, Yuste reflexiona sobre cómo la transformación digital es un imprescindible que cualquier persona u organización han de experimentar.

La comisión Europea elabora, desde el 2014, un Índice de Economía y Sociedad Digital con el objetivo de medir la transformación digital en Europa. Los 5 aspectos clave que mide son: conectividad, capital humano, uso de servicios de Internet, integración de la tecnología digital y servicios públicos digitales. España ocupa el puesto número 10 de la Unión Europea en cuanto a Transformación Digital se refiere. Es el país, junto con Irlanda, que más progreso ha mostrado el año pasado.

Los elementos clave de la Transformación Digital

La era digital ya es más que una realidad, es el día a día de cada uno de nosotros, es lo que vemos, oímos, sentimos, compartimos, experimentamos… Esa es nuestra vida hoy, nuestro smartphone y nuestro buscador, ya no son solo las generaciones más jóvenes, ya no solo depende de a qué te dediques, qué edad tengas o cuánto te guste la tecnología, eso es historia, y si no levanta la vista de esta lectura y qué es lo primero que ves delante, detrás o al lado tuya, seguro que un móvil o, ¿desde qué dispositivo estás leyendo este artículo? Tu móvil, lo sé. El smartphone ya tiene el 92% de penetración en España.

No se trata de estar en digital porque todos lo hacen, no se trata de invertir en uno u otro canal o de hacer la página web más bonita, no, no solo es eso…

Estas son las 5 claves para preparar tu negocio ante una “realidad digital”:

  1. El primer punto que debemos tener en cuenta son los activos potenciales en nuestras empresas: las personas. Es imprescindible que nuestros equipos formen parte de esta transformación digital, que sean partícipes y líderes de ella y que crean firmemente en que nos ayudará a cumplir con los objetivos que, como empresa, tenemos. No solo eso, es clave que sientan que esto forma parte de su desarrollo profesional, que permite que avancen tal y como avanza el mundo tecnológico. Si te planteas una evolución digital ocúpate de que tu equipo esté en la misma línea y si no ese es tu primer objetivo, explica el motivo de esta transformación, hazles partícipes con diferentes retos, no solo el equipo de Marketing es el protagonista o el equipo de IT… desde recursos humanos, finanzas, operaciones, comercial… todos los equipos deben sentirse parte del éxito de esta transformación. Este es el principal paso para una transformación digital de éxito, si esto no existe, no tendrán sentido los próximos pasos. Las personas son el activo potencial tangible en cualquier negocio y son imprescindibles para conseguir el éxito de la transformación digital.
  2. ¿Tu casa está preparada? Me atrevo a decir, como persona que trabaja con diferentes empresas, que no solo son claves las personas, sino la dirección y la estructura organizativa. Esto no va de un departamento de IT cada vez más colapsado por no poder dar servicio a todas las necesidades de la empresa, sino de que la tecnología sea la base de todos los departamentos. Faltan perfiles digitales, conocimiento digital aplicado al negocio, las organizaciones en silos verticales funcionales no permiten entender y mejorar los procesos, y falta saber quién hace qué y mucha más colaboración interdepartamental, trabajo en equipo. Tener una visión clara desde la dirección para priorizar y ser capaces de cambiar la organización ágilmente y dotar de recursos para realizar la transformación es clave.
  3. Lo mismo pasa con la tecnología, ¿dispones de los activos digitales necesarios? No estamos hablando de desembolsar una gran cantidad de dinero y recursos para comprar tecnología. Se trata de revisar lo que tenemos y analizar donde necesitamos tecnología para conseguir mejorar la experiencia de nuestros cliente. Sistemas, velocidad de carga, UX y UI son claves para que nuestra digitalización sea una realidad. Adaptarnos a lo que nuestros clientes necesitan, no es solo mostrar nuestros productos o nuestro escaparate, se trata de hablar el mismo idioma, de trabajar la inmediatez y ofrecer una experiencia única.
  4. La tecnología es clave en nuestros negocios pero, ¿sabemos cómo beneficiarnos de ella? Si no dejemos que los grandes de la tecnología y la automatización, como es el caso de Google, nos den recursos para hacerlo posible. Este gigante avanza día a día para poner la automatización al alcance de todos. Su ecosistema de Google Marketing Platform (GMP), nos ayuda a ofrecer una experiencia de medición integrada a nuestros clientes, además de enseñarnos a medir aquello que nos funciona y a “aprender haciendo” para ganar en velocidad y mostrar nuestra ventaja competitiva. No se trata de inventar la rueda, sino de estar informado y aprovechar lo que grandes empresas como Google llevan años desarrollando. Hay un mito que muchos hemos superado y otros aún no, la tecnología no ha venido para eliminar puestos de trabajo, la tecnología hace más eficiente nuestro trabajo y propone nuevos puestos que antes jamás habríamos pensado. La tecnología no hace nuestro marketing menos impersonal sino que trabaja para que el mensaje llegue a la persona en el momento adecuado. Es clave en una transformación digital porque marca la diferencia. Y qué hay de los términos que todos estamos cansados de escuchar, como “automatización” o “inteligencia artificial”. Debemos ser capaces de aprovechar de lo que la tecnología nos ofrece, de encontrar la mejor integración en nuestros sistemas y de trabajar en ser eficientes y eficaces ya que esto es lo que marcará la diferencia.
  5. “Lo que no se puede medir bien, no se gestiona”. La medición en clave y existen aún muchas carencias en lo que a ello se refiere. Modelos de atribución, modelos predictivos, big data, cantidad de datos y documentos excel que sobrepasan la carga por demasiada información pero ¿cómo hacer una medición integrada? Cuál es la clave para llegar a mis clientes, dónde puedo encontrarlos, qué tengo que contarles y cómo puedo hacer que su fidelidad sea mantenida. Una medición por igual en los canales es clave para identificar todas las señales de nuestros clientes y poder llegar a ellos de la mejor forma.

Personalización, transparencia, omnicanalidad e innovación; un cocktail perfecto para una realidad digital. Ofrecer una experiencia única a través de nuestros mensajes, de nuestra creatividad, de nuestros productos o de nuestros activos es clave para marcar la diferencia. Pensemos en nuestros clientes, qué necesitan y cual es la solución que plantean nuestros negocios, por qué somos diferentes al resto o dónde está el push que nosotros podemos hacer para aportar un valor aún desconocido por nuestros clientes. ¿Cuántas veces hemos escuchado eso de “no me vendas la moto”?. Los clientes quieren negocios transparentes, quieren conocer nuestra realidad, quieren entender que cubrimos sus necesidades y quieren sentirse únicos. Debemos ser consistentes con los mensajes que ofrecemos en cada interacción con los clientes, no se trata de estar en todos los canales, se trata de ofrecer una experiencia omnicanal.

Mi forma de entender los negocios y aprovechar al máximo la tecnología ha ido evolucionando en los últimos 13 años, trabajando en la transformación digital en clientes, de diferentes sectores y ahora desde una una consultora cuyo ADN es la tecnología, el marketing y la innovación, Making Science. Igual que el mundo evoluciona nosotros debemos hacerlo en nuestra vida personal y profesional, debe formar parte de nuestra esencia. Todos los negocios tienen algo que aprender los unos de los otros, los mundos paralelos existen, aunque parezca que no se asemejan lo más mínimo. La clave de todo, las personas, el potencial más alto que tienen las empresas y quienes deben hacerse con la tecnología a su servicio y no al contrario.

Tres barreras a superar antes de una transformación digital