Tres consejos de Academy: Cómo fomentar la colaboración interna e impulsar la innovación pensando en el cliente

Jennifer Armstrong Septiembre de 2017 Content Marketing

¿Qué harías en tu empresa si pudieras aprovechar el potencial de muchas personas? Tras el lanzamiento de Academy, un centro nuevo de formación digital en Londres pensado para inspirar y enseñar a todo el mundo, desde directores de marketing hasta directores ejecutivos, sus creadores te dan las claves para unir los diferentes equipos y estimular la innovación pensando en el cliente.

Formación digital, hecho; módulos, hecho; espacio para hacerlo, dudoso. Crear el entorno adecuado para inspirar a tu equipo y lograr que la formación deje huella es muy difícil, especialmente en el mundo del marketing en el que en una escala de 100 (siendo 100 el nivel óptimo) la formación digital media de los anunciantes es de 57.

"El entorno físico influye mucho en lo que aprendemos y en la forma en que lo hacemos", afirma Shuvo Saha, director de Google Digital Academy. "Tu material didáctico puede ser el mejor del mundo, pero si la iluminación, la distribución, las zonas de descanso o incluso el espacio en las paredes no acompañan, la experiencia educativa podría llegar a frustrarse".

Recientemente, diez equipos educativos de Google se reunieron en el marco de un proyecto de innovación de un año para crear un espacio en el que los profesionales del marketing pudieran recibir la formación digital necesaria para llegar a ser el motor del éxito de sus empresas.

La creación de Digital Academy nos ha enseñado muchas cosas y nos gustaría poder compartir algunas, como estas tres claves para impulsar la colaboración interna entre equipos. 

1. Une grupos con un objetivo común

Primero busca un punto de interés común y empieza a construir un equipo desde ahí. En Google, hemos visto crecer a muchos equipos centrados en la necesidad de formar mejor a los usuarios y a los clientes, y ambas partes salían beneficiadas: el problema es que no había conexión entre ellos porque existía un vacío.

Por eso, creamos la comunidad educativa One-Google y eliminamos la idea de que todos tienen que trabajar en la misma área para colaborar entre sí. Si no hay un punto en común claro, busca similitudes, objetivos, obstáculos o desafíos durante las reuniones, en comunicaciones internas o incluso en las conversaciones a la hora de la comida. Si combinas recursos para desarrollar una herramienta nueva, o una solución o manera de trabajar, siempre podrás adaptarla más rápidamente a tus necesidades que si lo hicieras tú solo.

Ahora solo queda encontrar la manera de hacerlo oficial. "Para formalizar nuestro trabajo, organizamos una cumbre de dos días para reunirnos y preparar una visión educativa común", explica Sandrine Denier, directora de Marketing de Productos Educativos de Google Partners. "Fue un foro en el que todos pudimos participar y nos proporcionó un plan común en el que todos podíamos colaborar".

2. Mantén el rumbo fijo hacia la innovación para el cliente 

Con el equipo en marcha, no solo pudimos hacer llegar más lejos este desafío, sino que también se nos presentó la oportunidad de ir más allá de solucionar problemas individuales.

"Teníamos problemas a la hora de encontrar un espacio para la formación y cuando lo hablamos con otros equipos descubrimos que a ellos les pasaba lo mismo", explica Shuvo. "Así que aprovechamos la oportunidad y nos unimos para crear algo que valiera para todos: un centro al que pudieran acudir clientes y usuarios para formarse".

Lo importante es que tu proyecto de innovación vaya de la mano de tus clientes: asegúrate de que siempre puedas trazar una línea clara entre la idea que tienes y cómo puede ayudar a que tu empresa sea, por encima de todo, de la máxima utilidad para los clientes. Si creas tu proyecto sorteando estos obstáculos, podrás centrar tu pensamiento creativo en cómo hacer lo mejor para ellos.

3. Gana apoyos potenciales con casos de éxito 

Las plataformas de estrategias son un gran medio para contar tu caso y conseguir apoyo para tu nuevo proyecto, pero no son la única opción. Piensa en la mejor manera de hacer volar tus ideas y que calen en los demás.

Cuando se creó la propuesta para Academy, los equipos involucrados se dieron cuenta de que una estrategia normal no tendría el dinamismo necesario para provocar un gran impacto en la audiencia.

"Queríamos definir el escenario, en el más estricto sentido", recuerda Simon Barrow, director de Servicios Profesionales de Google Cloud. "Sabíamos que no podíamos hacer un prototipo de todo un edificio, pero aun así queríamos poder materializar todo nuestro esfuerzo. Queríamos enseñar a todo el mundo exactamente lo que podrían obtener si apoyaban el proyecto, así que creamos un plano de la planta con las salas identificadas e hicimos un collage de ideas. Viendo Academy ahora, el parecido con la realidad era escaso, pero considerarlo una propuesta consiguió atraer el apoyo de la gente".

Jen Harvey, encargada de Academy, añade: “Este proyecto ha sido el fruto de la colaboración de todos los equipos y seguiremos por este camino para asegurarnos de que las futuras academias se diseñen y construyan siguiendo la misma filosofía para que los profesionales del marketing de todo el mundo continúen su formación digital".

El poder de la Generación C: cómo conectar con tus mejores clientes