Un mundo sin fronteras para la internacionalización

En una economía cada vez más globalizada y digital, la internacionalización de las empresas se ha convertido en una pieza clave y en uno de los motores de cambio. Según datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, en 2018 la facturación del e-commerce español ascendió a 40.000 millones de euros, un 30% más que el año anterior. Teniendo en cuenta la tendencia de crecimiento en la que se encuentra el eCommerce en nuestro país, es probable que en el global de 2019 la facturación total pueda superar los 50.000 millones de euros. El número de transacciones del comercio electrónico en España fue de 800.000 millones anuales en 2018.

En cuanto a la segmentación geográfica del volumen de negocio del eCommerce español, según fuentes de la CNMC, durante el cuarto trimestre de 2018, el 19% de las ventas en eCommerce se realizaron desde el extranjero en webs españolas, siendo un 45% mayor que el año anterior. Mientras que el 48% de las ventas fueron desde España en webs extranjeras, siendo un 35% más que el año anterior. Estas cifras suponen un gran margen de acción y una gran oportunidad para las marcas. 1

¿Con qué barreras se encuentran las empresas en sus procesos de internacionalización?

Expandir un negocio en nuevos mercados internacionales puede ser una experiencia muy emocionante, sin embargo, para conseguirlo, es necesario superar una serie de barreras. El 60% de los exportadores aseguran que obtener información de mercados extranjeros es el mayor obstáculo para diseñar su estrategia internacional,2 por lo que para construir una estrategia de internacionalización eficaz hay que tener en cuenta los siguientes aspectos:

Localización: El 72% de los consumidores pasan la mayor tiempo navegando en sitios web disponibles en su propio idioma,3 por lo que es importante adaptar las ofertas a su lengua materna. Aunque en este proceso de internacionalización, la traducción al idioma local sería la solución más rápida y rentable a corto plazo, si queremos atraer a clientes potenciales y animarles a que realicen conversiones, el sitio web debe reflejar su cultura y su forma de hablar. Esto se consigue con la localización, que va más allá de la simple traducción, ya que consiste en expresarse como lo haría un hablante nativo. El 82% de los compradores son más propensos a comprar si los productos/información están en su lengua, por lo que, este proceso de localización es clave.4

Métodos de pago: El 67% de los compradores online abandonan los carritos de compra cuando un sitio web no admite métodos de pago locales.5 Esta situación se convierte en uno de los obstáculos más importantes que deben superarse al comenzar una expansión internacional. Entender las preferencias de métodos de pago por país así como gestionar los reembolsos y devoluciones son aspectos a tener en cuenta.

Atención al cliente: El servicio de atención al cliente debe ser la máxima prioridad para cualquier empresa que quiera expandirse al extranjero. Es el área donde la tecnología puede tener un mayor impacto.

Logística: En el caso de los retailers, hay que asegurarse de implementar una estrategia logística correcta. Si la experiencia general del cliente está por debajo de sus expectativas, se perderá todo el tiempo y esfuerzo invertido en que los clientes compren en el sitio web. Según un estudio de Metapack, el 60% de los consumidores escogieron una marca sobre otra al ofrecer métodos de entrega más convenientes, por lo que es fundamental entender los métodos de entrega existentes en cada mercado y evaluar cuáles son los mejores partners locales.

Contratación: La gestión de recursos humanos es otra de las barreras a superar por las compañías que quieren realizar una expansión internacional. La capacidad de reclutar talento en nuevos mercados de exportación, requiere la contratación de talento internacional en los canales apropiados y una metodología de prospecting eficaz, así como una gestión de equipos en varios países fuerte y planificada. Estos aspectos serán un pilar clave en la expansión internacional de una compañía.

Razones para apostar por la exportación y cómo hacerlo

La mitad de la población mundial tiene acceso a Internet. Esto se traduce en grandes oportunidades para llegar a clientes potenciales de todo el mundo y captar su atención. Solo en Europa, cada año más de 186 millones de consumidores hacen compras online transfronterizas 6 y se calcula que las ventas online registrarán un crecimiento interanual del 27%7. En la actualidad, los consumidores no entienden de fronteras. No les importa dónde se encuentra un negocio si están satisfechos con el producto o el servicio.

Vender a nivel internacional permite a las empresas expandir su negocio, mejorar su rentabilidad y hacerlo más competitivo, innovador y fuerte ante las recesiones económicas. La exportación también puede alargar la vida comercial de productos o servicios, desarrollando mejores economías de escala.

Entrar en nuevos mercados internacionales puede ser una gran experiencia pero requiere de mucho trabajo y planificación. A lo largo de los años, la tecnología ha ampliado la cantidad y variedad de formas en las que los consumidores interactúan con las marcas. Las oportunidades de mantener la satisfacción de los clientes y abordar los problemas a medida que se presentan también han aumentado.

Según un estudio de Google, el 60% de los exportadores consideran que obtener información de mercado útil y valiosa es el punto de partida del proceso de exportación y representa la mayor dificultad 8. Para superar este reto, Google, en colaboración con ICEX España Exportación e Inversiones pone a disposición de las empresas Market Finder, una herramienta que ayuda a las empresas a conocer toda la información de interés sobre los mercados donde poder realizar su proceso de internacionalización, identificar nuevos clientes potenciales, preparar todas las operaciones para dar a conocer su negocio o aumentar sus ventas por medio de exportaciones vía online, aprovechando las estrategias de marketing internacional y logrando un impacto global.

Ya no importa que los clientes potenciales de una empresa vivan en China, Australia o Azerbaiyán, Internet ha logrado que sea más fácil que nunca llegar a clientes nuevos en el extranjero. Con herramientas como Market Finder, estarás en el camino correcto para conseguir llegar a ellos. ¿Empiezas tu internacionalización?

La expansión internacional, clave en la estrategia de PromoFarma