Una guía sobre inbound marketing

Julio de 2020

El inbound marketing es una estrategia que sirve para atraer clientes gracias a la creación de contenido que funciona como herramienta para saciar sus necesidades. De esta manera, el contenido se convierte en el centro de la estrategia y sirve para que la empresa gane credibilidad gracias a generar contenidos de gran valor para los usuarios.

Acompaña al usuario desde la búsqueda y durante todo su proceso de compra hasta llegar a la transacción final. Este acompañamiento se realiza a través de contenido que va resolviendo las dudas que le puedan ir surgiendo al usuario durante las distintas fases hasta la conversión. Gracias a la utilidad del contenido a través de este proceso se logra la fidelización del cliente, que confía en la marca y agradece su contenido que ha aparecido en el momento justo de manera no intrusiva.

Ventajas del inbound marketing

Una de las múltiples ventajas del inbound marketing es que, al contrario de otras campañas de marketing, es que la inversión realizada permanece en forma de contenidos que dan respuesta a necesidades de nuevos usuarios que pasan de manera natural por esa misma fase. Por lo que se puede decir que el inbound marketing genera unos elementos que tienen valor económico por sí mismos y que, en el tiempo, dan rendimiento.

En términos de posicionamiento, el inbound marketing, a través de la generación de contenido de alto valor para el usuario, logra aparecer en buscadores de manera orgánica, por lo que funciona como complemento de otras campañas de posicionamiento de pago, lo que ayuda a lograr nuevos contactos.

Además de estas ventajas para el posicionamiento, el inbound marketing también logra un mayor alcance ya que los contenidos de la marca llegan a un público más amplio y gracias a la calidad de la información se crea una comunidad alrededor de la marca. De esta manera se logra un aumento de la visibilidad y del valor que la empresa tiene para los usuarios.

La metodología del inbound marketing y cómo potenciar la lealtad de los usuarios.

La metodología del inbound marketing tiene varias etapas. La primera de ellas se centra en atraer al usuario, pero no a un usuario cualquiera sino a uno de alto valor para la marca. ¿Cómo se consigue esto? Ofreciendo un contenido relevante para ese tipo de usuarios de gran valor y mostrándoselo en el momento adecuado.

Una vez que se ha atraído al usuario el siguiente paso es lograr su conversión. Esto se lleva a cabo a través de una conversación de calidad con el usuario, un diálogo que responde a sus preguntas y necesidades ofreciéndoles la opción que mejor se adapta a lo que necesita en ese momento.

Cuando el usuario ha resuelto sus dudas a través del contenido de la marca, el siguiente paso es cerrar esta conversión. Gracias a la gestión de registros, ya sea a través de un CRM o de herramientas de automatización y lead nurturing, conseguirás saber cuál es el momento adecuado para convertirlo en cliente.

Pero no todo acaba con la conversión del cliente sino que es necesario hacer un esfuerzo para conservarlos. Esto se logra gracias a la satisfacción de este usuario que puede lograr que las ventas se conviertan en recomendaciones.

El inbound marketing es aplicable a cualquier sector y gracias a esta metodología se puede lograr un aumento de los contactos cualificados, de las conversiones y del tráfico a la web. Comienza a elaborar tu estrategia de inbound marketing e invierte en usuarios de alto valor para tu marca.

Una guía sobre publicidad programática