Una guía sobre marketing contextual

El marketing contextual o context marketing trabaja en real time para dar el mensaje apropiado a la persona adecuada en el momento y lugar correcto. Una de sus principales características es que permite un alto grado de personalización lo que optimiza las campañas para lograr mejores resultados.

El marketing contextual es posible gracias al machine learning y al big data. Gracias a la información que estas tecnologías nos ofrecen se puede lograr una hipersegmentación que permite que nuestro mensaje llegue al público más afín a nuestro servicio o producto, y lo que es más importante, en un contexto en el que haya mayor predisposición para la conversión.

Una estrategia de marketing contextual pone al usuario en primer lugar.

Al poner la importancia en el contexto, el consumidor se convierte en el centro de la estrategia de marketing. Esto genera un contenido más adecuado a su gusto que se adapta al entorno perdiendo cualquier atisbo de publicidad invasiva. Gracias a esto, aumenta la confianza del usuario en la marca a través de un contenido atractivo e interesante y logrando un mayor rendimiento de las campañas.

A pesar de que el contenido sigue teniendo gran peso en el valor de la interacción con el usuario, este tipo de marketing tiene en cuenta la emoción y el contexto y cómo estos influyen en las decisiones de compra. De esta manera, la comunicación con la audiencia surge en sus canales preferidos y en el contexto adecuado por lo que se mejora la experiencia del cliente.

Conoce a tu audiencia antes de crear una estrategia de marketing contextual

Como ya comentábamos, la personalización es el gran pilar del context marketing. Conocer el canal y el contexto del momento en el que se contacta con el usuario permite la hiper-personalización de las creatividades para ofrecer un contenido relevante. Esta personalización lo hace perfecto para búsquedas por voz en las que las búsquedas son contextuales y tienen en cuenta el entorno del usuario.

Para implementar el context marketing en las campañas digitales hay que, entre otras cosas, conocer a tu audiencia. Saber exactamente con quién estás hablando y cuáles son sus necesidades es lo que le da sentido a este tipo de marketing. Al hablar de dar respuestas a lo que tus usuarios necesitan, hablamos de generar un contenido que aporte valor, incluyendo creatividades trabajadas y personalizadas para estas audiencias.

Las campañas de marketing contextual deben ir adaptándose

Aunque por su definición pueda parecer que el marketing contextual tiene similitudes con el inbound marketing en realidad son bastantes diferentes. Mientras que el inbound marketing se centra en conocer exhaustivamente a la audiencia y su proceso de decisión de compra, el context marketing añade además la oportunidad de saber el contexto en el que se encuentra ese usuario.

Una vez implantada la estrategia de marketing contextual no está todo hecho. Hay que tener en cuenta que tanto el entorno como el propio usuario son cambiantes y, por lo tanto, habrá que realizar constantes reenfoques para poder responder de manera adecuada a su contexto y sus circunstancia.

El marketing contextual es otra de las muchas maneras de aprovechar y aplicar la gran cantidad de información a la que tenemos acceso a día de hoy, y usarla para explotar todo el potencial de estos datos y lograr mejores resultados con nuestras campañas.

Una guía sobre publicidad programática